Carlos Alvarado logra contundente victoria
Enviar

Carlos Alvarado logró una contundente victoria anoche en segunda ronda, al sumar más de 1,2 millones de votos, es decir, el 60,6% de los sufragios válidos.

La sorpresiva victoria del rojiamarillo —ninguna de las encuestas la vio venir— les da una luz de esperanza a las minorías como la comunidad LGTBI y a las mujeres, de que en él, tendrán un aliado, mientras que queda la expectativa de si logrará verdaderamente conformar un acuerdo multipartidista.

Por otra parte, es claro que el Presidente electo se verá obligado a conceder las demandas de otros partidos en la Asamblea Legislativa, para cumplir con las promesas realizadas durante la campaña política.



Y es que el rojiamarillo gobernará con una débil bancada en el Congreso —compuesta por solo diez diputados— y cuenta con un único aliado formal, José María Villalta, único representante del Frente Amplio.

Por otra parte, representantes del PUSC y de su excandidato Rodolfo Piza privilegian posturas de centro derecha en materia económica y social, por lo que no se puede descartar un choque ideológico con la tradicional bandera de izquierda del PAC.

Estas condiciones, aunadas a la alta fragmentación del Parlamento, harían que su labor sea más complicada de la cuenta.

Alvarado logró más de 1,2 millones de votos, lo que significó un 60,6% de los sufragios, frente a 39,3% de Fabricio Alvarado de Restauración Nacional.

El recorte del presupuesto de las universidades públicas y otras instituciones, así como una mayor apertura eléctrica, serían difíciles de evitar para el nuevo Presidente, mientras que la futura reforma fiscal pasaría más por los deseos de los partidos de oposición y no por los del gobierno rojiamarillo.

“Carlos sabe que no puede gobernar solo y está obligado a negociar; asimismo, la alianza firmada con el PUSC era para la campaña, pero es muy probable que esos diputados van a volver a sus trincheras. Allí, el gran reto es tratar de satisfacer a los sectores que lo han catapultado”, aseguró Francisco Barahona, analista independiente.

Por otra parte, el partido gobernante tendrá ante sí una gran dificultad, ya que las fuerzas políticas de oposición se juntaron durante la segunda ronda y es probable que esa alianza informal se traslade a la Asamblea Legislativa y sus diputados.

Ese es el caso de Liberación Nacional (17 legisladores), Restauración Nacional (14 legisladores) y el Republicano Social Cristiano (dos legisladores), quienes también podrían incluir a los cuatro congresistas del PIN y así arañar los 38 diputados. En ese sentido, Carlos podría gobernar con una Asamblea Legislativa en contra y con mayoría calificada.

“Carlos tendrá un panorama muy difícil porque deberá enfrentar a un bloque ya constituido en la Asamblea Legislativa, con la adhesión de Rodolfo Hernández, del Partido Republicano Social Cristiano, la base de Liberación Nacional y podrían sumarse algunos diputados del Partido Integración Nacional, lo que evidencia que debe buscar consensos con esos partidos”, mencionó Vanessa Calvo, analista independiente.

No obstante, esto no significa que el panorama sea del todo desalentador.

Esto, porque Alvarado es considerado un hábil negociador político, lo cual demostró como Ministro de Trabajo, al renegociar —a la baja— varias convenciones colectivas incluidas las de Recope y Japdeva.

La capacidad para construir acuerdos políticos será fundamental tras la extensa campaña política que culminó ayer, en la cual afloraron fuertes rencillas, discriminaciones y acusaciones por doquier.

En ese sentido, la única manera que tendría Carlos para darle gobernabilidad a su administración, sería cumplir cabalmente lo pactado con el PUSC, en cuanto a la regla fiscal para contener el gasto y el empleo público.

De esta manera, el Presidente electo obtendría eventualmente el apoyo de la numerosa bancada del PLN y de Restauración Nacional.

Otro gran reto que deberá enfrentar el nuevo mandatario, es el hecho de que negoció con el PUSC la creación de un gabinete multipartidista, a pesar de que entre los dos partidos hay grandes diferencias ideológicas.

En ese sentido, tendría que darles una serie de puestos relevantes a los socialcristianos en el nuevo gobierno.

Por ejemplo, ya se sabe que Edna Camacho sería la ministra de Hacienda y encargada del equipo económico.

 

Las propuestas

El nuevo Presidente incluyó en su Plan de Gobierno las propuestas que realizará durante su mandato, algunas de ellas relacionadas con política fiscal, infraestructura, finanzas, comercio exterior.

 

Política fiscal

  • Aprobar impuesto de la renta global y mundial
  • Transformar el impuesto de ventas por uno al valor agregado
  • Mejorar la recaudación
  • Definir límites al crecimiento del gasto público

 

Infraestructura

  • Modernizar consejos adscritos al MOPT
  • Construir tren eléctrico
  • Sectorización del transporte público
  • Estaciones intermodales como espacios
  • Implementar el cobro electrónico

 

Finanzas

  • Consolidación del régimen de metas flexibles de inflación
  • Disminuir las tasas de interés de los bancos del Estado
  • Crear un banco de fomento y solidaridad del Sistema de Banca para el Desarrollo

 

Comercio exterior

  • Reformas a la Ley de Creación del Ministerio de Comercio Exterior
  • Modernizar los puestos y procedimientos aduaneros del país mediante el empréstito de $100 millones del BID
  • Analizar posible acercamiento comercial con Brasil, Sudáfrica, Turquía, Malasia y Japón


Fuente Plan de Gobierno

 

El discurso

Carlos Alvarado, presidente electo de Costa Rica, hizo anoche un llamado a la unidad nacional, poniendo el énfasis en lo que nos une.

Carlos Alvarado
Presidente electo
Costa Rica

En esta elección en particular, nos hemos confrontado con un espejo y tenemos que entender eso.

Mi deber será unir a esta República, para sacarla adelante y que sea la República líder del siglo XXI, la que todos queremos.

En ese espejo en el que nos hemos visto, hemos visto un país diverso, con diferentes puntos de vista, desigualdades, que necesita que trabajemos unidos para llevar oportunidad a las diferentes partes del país.

Hoy, tenemos que levantar la bandera de Costa Rica, en un país de hermanos.
Agradezco el llamado de Fabricio Alvarado, de ponerse a disposición para trabajar unidos por Costa Rica, ya que es mucho más lo que nos une, de lo que nos separa.

 

Los resultados

Con el 90,6% de los votos escrutados, Carlos Alvarado fue designado ayer como nuevo presidente de la República.

201804012248330.530.jpg



Ver comentarios