Presidente de Colombia recupera su mandato ante rechazo popular
Foto Bloomberg.
Enviar

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, convirtió en ley una serie de aumentos de impuestos el jueves que traen consigo un mejoramiento del balance de las finanzas del Gobierno y una recuperación del capital político tras la peor derrota de su carrera.

La propuesta principal, un aumento de tres puntos porcentuales en el impuesto a las ventas, ayudará a Colombia a conservar su grado de inversión después de que la caída en los precios del petróleo afectó las finanzas del país. Es una victoria personal para Santos, que muchos pensaban que había perdido fuerza.

A principios de octubre, el Presidente tocó fondo luego de que los votantes rechazaron su acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tras cuatro años de negociaciones. Desde entonces logró que el Congreso aprobara un acuerdo revisado, se recuperó de una alarma de cáncer y ganó el Premio Nobel de la Paz. La aprobación de la reforma tributaria demuestra que los temores de que su gobierno fracasara dos años antes de que termine su mandato eran exagerados, dijo Héctor Riveros, analista político colombiano.

"Yo fui de los que dijeron que el Presidente iba a tener problemas de gobernabilidad muy graves si ganaba el no, pero en realidad se produjo un efecto exactamente al revés", dijo Riveros por teléfono.

Miembros de la coalición gobernante en el Congreso y la oposición decidieron que no era de su interés empeorar el caos; muchos colombianos ricos temían las repercusiones económicas de la crisis política, dijo Riveros. El primer ministro británico David Cameron y el italiano Matteo Renzi renunciaron este año tras perder plebiscitos populares.

Santos ganó el Premio Nobel de la Paz en octubre por sus esfuerzos para poner fin al conflicto de cinco décadas que ha costado más de 200 mil vidas. Después de perder el plebiscito y ganar el Nobel, envió una versión modificada del acuerdo de paz al Congreso sin dar a los votantes una segunda oportunidad para rechazarlo.

Ver comentarios