Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



NACIONALES


Prepárese, el precio de la gasolina podría aumentar todo el año

Javier Adelfang [email protected] | Lunes 15 enero, 2018



El viernes anterior Recope solicitó a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos un jugoso aumento en el precio de los combustibles.
Y es que el petróleo está subiendo y sabemos que cuando eso sucede, inevitablemente la bomba remarca.

Desde junio pasado, cuando tocó el mínimo de 2017, el petróleo aumentó un 50%, y solo en el último mes lo hizo en un 10%.

La cuestión ante lo inminente, es saber si el precio subirá durante el año, se mantendrá estable o si solo se trata de un traspié que luego irá disminuyendo.

Que los datos hablen por sí mismos.

El pasado viernes el petróleo Brent alcanzó los $69,8 por barril, su valor máximo desde diciembre de 2014, cuando viniendo cuesta abajo cotizó en $69,6.

Pero hoy la situación es distinta a la de 2014, y los precios en vez de venir en bajada van en subida, y lo que se esperaba fuera circunstancial comenzó a cobrar forma de nuevo paradigma petrolero.

Las razones hay que buscarlas en los acuerdos de la OPEP de reducir la producción para aumentar los precios, los continuos conflictos en los países petroleros y la caída de los inventarios en Estados Unidos.

El impacto en Costa Rica no se hizo esperar y el viernes pasado Recope solicitó un cuantioso incremento de entre ¢13 y ¢20 por litro, lo que llevará a final de mes la gasolina súper a los ¢619, la regular a ¢606y el diésel ¢535.

Lea más: Ticos pagaron ¢300 mil millones en impuesto al combustible



De mantenerse los incrementos en el mercado internacional, es de esperar que la importadora nacional vuelva a solicitar aumentos en febrero.
Lo que suceda dependerá del juego de fuerzas en el ámbito internacional en el que las variables y los intereses en juego son muchos.

Por lo pronto, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) confía en que su política de recorte de la producción está surtiendo efecto, por lo que el alza debería mantenerse durante todo el año mientras los inventarios continúan en caída.

A finales de diciembre, el grupo Goldman Sachs proyectó para 2018 un precio de $62 para el Brent y $58 para el WTI, cifras que pocos días después fueron superadas.

En la acera opuesta la agencia de energía norteamericana (EIA por sus siglas en inglés) afirma que el aumento de precios no será sostenible y mantiene una proyección para 2018 del barril de Brent a $60 y de $56 para el WTI, lo que va en concordancia con lo proyectado por Goldman Sachs.

Lea más: Cinco factores que observar del petróleo en 2018

La agencia supone que los inventarios petroleros aumentarán, lo que compensaría parcialmente el recorte de OPEP, manteniendo el precio estable.

En tanto, otros especialistas afirman que la situación de los últimos días responde a movimientos especulativos y en consecuencia, el precio debería bajar entre un 10% y un 15%.

Pendiente de esta incertidumbre está el sistema productivo mundial y el costarricense no es la excepción.

Toda la economía depende del petróleo, desde el movimiento de los vehículos y el transporte de mercancías hasta el plástico que envuelve todo lo que consumimos.

Donde debería haber poca afectación es en las tarifas eléctricas, por cuanto el 98% de la generación nacional es a base de fuentes renovables.

Luego de un 2017 donde la inflación despertó de un letargo de dos años, 2018 podría venir con una escalada aún mayor.

A pesar de esto, el Banco Central mantendría su meta inflacionaria para este año que sería la misma de los últimos años, con un rango de entre el 2% y el 4%.