Posturas autoritarias seducen a votantes nacionales
Antonio Álvarez, del PLN; Juan Diego Castro, del PIN, y Rodolfo Hernández, del Republicano, tienen los seguidores más propensos a validar la mano dura en el gobierno. Archivo/La República
Enviar

A menos de 50 días para las elecciones nacionales, la mayoría de los electores manifiesta estar “de acuerdo” con algunas posturas autoritarias.
Aseveraciones como “el país funciona mejor cuando hay autoridades fuertes”, “se necesitan autoridades con mano dura” o “me siento mejor sabiendo que hay personas que nos dirigen”, son respaldadas por un 88% de los votantes.

De esta forma, podría explicarse que Antonio Álvarez, de Liberación Nacional, y Juan Diego Castro, de Integración Nacional, estén metidos en la pelea por ganar la Presidencia de la República, ya que sus seguidores son personas que están de acuerdo con las conductas autoritarias.

Otros aspirantes como Carlos Alvarado, del PAC, y Rodolfo Piza, del PUSC, tienen en su base electoral a los que no concuerdan con esas ideas, según la última encuesta de Idespo-UNA, dada a conocer a inicios de mes.

“La disposición a conductas autoritarias no debería sorprender, ya que en nuestra democracia hay una fuerte tendencia a delegar en otros la solución de los problemas. En muchos casos, los electores piensan que con solo votar ya han cumplido”, dijo José Andrés Díaz, politólogo y analista de la UNA.

Otro aspecto que podría estar incidiendo es el hecho de que los propios candidatos ayudan a difundir ese discurso.

Uno de los ejemplos más claros sería Juan Diego Castro, candidato presidencial del PIN, quien asevera que tendrá mano dura contra la corrupción, la inseguridad y la burocracia estatal, y que además denunciará al Poder Judicial y a los diputados que no hagan su labor.

Otro aspirante que ha repetido ese discurso es Otto Guevara, del Movimiento Libertario, quien ha señalado que él es el único candidato decidido a romper con los abusos salariales del sector público.

De todos los electores, los seguidores de Álvarez son los que más cercanos están a las conductas autoritarias, con una media de un 81%, mientras que los votantes de Rodolfo Hernández, del Republicano Socialcristiano, están de acuerdo con posturas fuertes en un 76% de las ocasiones, y los de Castro en un 74% de situaciones.

Para Alvarado y Piza la media es de un 63%.

Un dato curioso que revela la encuesta, es que a pesar del respaldo a conductas autoritarias, el 55% de los electores no cree que el próximo presidente podrá darle solución a los principales problemas del país a partir de mayo, cuando se dé el relevo presidencial.

Si las elecciones fueran este domingo, ninguno de los candidatos lograría obtener el 40% de los votos válidos, por lo que sería necesario hacer un segunda ronda electoral para escoger al presidente de la República.

 

Valoración
La mayoría de los costarricenses cree que el país funciona mejor cuando hay autoridades fuertes dirigiendo, entre otras aseveraciones que señalan conductas autoritarias (cifras en porcentaje).

Aseveración                  Muy de acuerdo               De acuerdo
-País funciona                  48,1                                   23,3
mejor cuando hay
autoridades fuertes

-Se necesitan                    72,9                                  15,5
autoridades con
mano dura

-Me siento mejor               39,9                                  35,8
sabiendo que hay
personas que nos
dirigen


-Grupos y personas             72,9                                17,7
que son amenazas
deben ser castigados
fuertemente

-Acciones fuertes                  23,5                               23,5
contra personas que
protestan están
justificadas

-Hay que excluir                  48,0                                   21,2
personas que
arruinan el país

Fuente Idespo -UNA, diciembre 2018
 

 

 

Ver comentarios