Enviar
Por favor…Silencio
GAPARI

Grande Henin

La belga Justine Henin se sobrepuso a sus problemas físicos y venció a su compatriota Yanina Wickmayer, y ahora se medirá en cuartos de final contra la rusa Nadia Petrova, aniquiladora de dos campeonas del Grand Slam, en una jornada en la que Dinara Safina, finalista el año pasado, se retiró lesionada.
Henin, campeona en 2004, dio una vez más pruebas de su determinación al vencer a Wickmayer en dos horas y 13 minutos, después de salvar dos puntos de set en el primer parcial y hacerse con este en el desempate.
Henin, con claros problemas físicos, impuso su técnica en el último set para ganar finalmente 7-6 (3), 1-6 y 6-3.

Destructora rusa
Mientras, la rusa Nadia Petrova continuó su labor destructiva sobre las favoritas y campeonas del Grand Slam. Si en tercera ronda destrozó a la campeona del Abierto de EE.UU. Kim Clijsters (6-0 y 6-1), ayer le tocó el turno a la de Roland Garros, su compatriota Svetlana Kuznetsova, por 6-3, 3-6 y 6-1.
Con pocas horas de sueño, tras acabar su partido en tres sets ante la alemana Agelique Kerber a las dos de la madrugada, “Sveta” apareció cansada, pero no se excusó por ello. “Creo que merecí perder” dijo, y remarcó que su rival se encuentra en gran forma. “Es una jugadora completa y se nota en su compostura en la pista”, señaló.

Arriba China
Zheng Jie, mientras, se convirtió en la primera tenista china en alcanzar los cuartos de final en Australia, al derrotar a la ucraniana Alona Bondarenko 7-6 (6), 6-4 y ganar su primer partido en dos sets desde que comenzó el torneo.
De 26 años, la china fue semifinalista en Wimbledon en 2008, donde entró como invitada especial, convirtiéndose en la segunda de esta condición en lograr esta ronda en un Grand Slam (Monica Seles en el Abierto de EE.UU. en 1995) y dejando en su camino ala serbia Ana Ivanovic, entonces número uno del mundo.

Adiós Safina
El último partido finalizó con sorpresa, cuando la rusa Dinara Safina, finalista el pasado año, decidió retirarse a los 61 minutos ante su compatriota Maria Kirilenko cuando ésta dominaba por 5-4, debido a unos problemas en la espalda.
En el 3-2 Safina se giró hacia su entrenador y le comentó “no me puedo mover”, y aunque siguió en pista, sus movimientos se hicieron más lentos y dolorosos hasta que tomó la decisión. Luego entró como pudo en la sala de prensa y señaló que volaría rápido a Alemania para ver a su médico.
Kirilenko, verdugo de su compatriota Maria Sharapova se medirá con Zheng, mientras que Henin lo hará contra Petrova.
Ver comentarios