Logo La República

Miércoles, 12 de junio de 2024



FORO DE LECTORES


¿Por qué esperar a que llegue el 2030?

Kike Ramírez redaccion@larepublica.net | Jueves 31 marzo, 2022

Kike

Ha pasado más de un año desde que se incrementó la digitalización en la vida diaria. Han sido muchos los cambios que hemos vivido en las escuelas, universidades, empresas e incluso, en la forma de comunicarnos con nuestros seres queridos.

Así como múltiples empresas han evolucionado hasta el punto de que sus equipos pueden desempeñar las labores desde casa; otras ya no existen debido al impacto de la pandemia.

Cuando nos hablan sobre el futuro se nos hace muy lejano; sin embargo, qué hace que la serie “Los súper sónicos” nos mostraba lo que sería el futuro o… ¿ya se nos olvidó que hace menos de un año nos advertían de la automatización de los procesos y el uso de inteligencia artificial?

Pues bien, hoy vengo a hablarles del futuro, espero que esta vez sí prestemos atención, no sea que mañana… Sí mañana, estemos viviendo este futuro.

El Foro Económico Mundial publicó las que ellos consideran serán las habilidades más demandadas.

1- Pensamiento analítico y de innovación.

2- Aprendizaje activo y estratégico.

3- Resolución de problemas complejos.

4- Pensamiento crítico.

5- Creatividad, originalidad e iniciativa.

6- Liderazgo e influencia social.

7- Uso de la tecnología.

8- Diseño y programación de tecnología.

9- Resiliencia, tolerancia al estrés y flexibilidad.

10- Razonamiento y resolución de problemas.

De hecho, la consultora estratégica global McKinsey & Company, afirmó que la creatividad pasará a ser, antes del 2030, la habilidad más demandada por las compañías.

Hasta aquí, no hay nada nuevo. El verdadero problema está en que muchos oímos; pero no actuamos. Por semanas se habla del tema y luego seguimos en los roles del día a día, sin percatarnos que cada vez está más cerca ese futuro.

Se dice que en los próximos 5 años las automatizaciones desplazarán más de 85 millones de empleos, el objetivo no es llenarte de miedo, sino que reacciones y que, de una vez por todas, te comprometas contigo mismo para no ser relegado.

Otra incógnita es ¿Quién debe preocuparse o quién debe tomar acción? El gobierno, los empresarios o los trabajadores?

En cuanto a mi concierne, considero que debe ser un trabajo mancomunado y como no está a mi alcance para que los gobiernos y todas las empresas tomen medidas determinantes, empezaré con darles algunas ideas, pensamientos y recomendaciones que les pueden ayudar.

1- La transformación debe ser de adentro hacia afuera. Tu mismo debes motivarte y fortalecer todas tus áreas; porque finalmente, el día que estés sin empleo, podrás tomar la mejor decisión para tu vida, ya sea conseguir un empleo mejor o emprender, todo dependerá de tus capacidades y formación.

2- La creatividad se desarrolla creando y pensando; si bien el cerebro es perezoso y no le gusta pensar, debemos ganarle la batalla y esforzarnos en ir más allá, eso sí, enfocándonos en nuestro pensamiento crítico y constructivo. Algunos al parecer nacen con esta habilidad; sin embargo, la mayoría de genios son personas que simplemente han decidido pensar diferente.

3- Alguna vez leí que el magnate británico Richard Branson, para lograr llegar a su límite y tomar decisiones complejas en sus compañías, acostumbraba a hacer actividades extremas una vez al mes. En pocas palabras lo que hace es que su día de diversión y ocio, lo convierte en entrenamiento extremo que le permite fortalecer su mente. Tu y yo podríamos hacer cosas que no hacemos normalmente como lanzarnos en parapente, hacer canotaje o simplemente caminar, ir al bosque o intentar escribir con la mano que no dominamos, lo importante es movernos para que paso a paso podamos avanzar.

4- La cuarentena me enseñó que no hay nada que no podamos hacer, es cuestión de tener disposición y de hacer inmersión total cuando nos “metemos de cabeza”. Si quieres aprender sobre tecnología, es cuestión de empezar a ver videos; al inicio no entenderás nada; pero al tercer video, ya te darás cuenta que es más sencillo de lo que pensabas.

5- Por último y no menos importante, pienso que si en algo somos expertos los hispanos es en resolver problemas; entonces, cuando te enfrentes a alguno, es cuestión de respirar profundo, analizar qué es lo peor que puede pasar y cómo se puede solucionar esa situación. Yo acostumbro a escribir, de esa manera puedo comparar y revisar las ideas.

Espero que estas recomendaciones te ayuden principalmente a tomar acciones definitivas para tu vida; si tienes otras ideas compártelas, de seguro a todos nos pueden servir. No esperes que otros abran el camino para tu futuro perfecto; solo tu puedes ir construyéndolo y llegará más rápido de lo que te imaginas.






© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.