Foto 1
Enviar

Personas buscan estos productos para agilizar sus tratamientos y facilidades médicas

Pólizas de gastos médicos: ahorro para su salud

Hace unos años prácticamente no existían, hoy representan un 12% de los seguros voluntarios

Nunca se sabe cuándo puede ocurrir un accidente o llegar la enfermedad a algún miembro de su familia. Y si bien en Costa Rica se cuenta con un sistema de seguridad social muy completo, defectos del servicio como los tiempos de espera hacen que el seguro de gastos médicos privados sea una opción cada vez más usada.
Con el seguro de gastos médicos, el cliente puede acceder a servicios privados de primer nivel y en el caso de accidentes —aunque no sean de tránsito o de riesgos del trabajo—, también puede utilizar los servicios de los centros médicos autorizados por la cobertura, sin que tenga que pagar los gastos por la atención que se brinda.
En el caso de consultas con especialistas, servicios en centros médicos de este tipo o gastos en cualquier otro centro no autorizado, el cliente de un seguro médico puede solicitar la coordinación para el pago del médico, clínica o nada más gestiona el reembolso por el cobro de la factura que se paga, con la aseguradora con la que tiene este servicio.
El costo de los seguros médicos privados varía en función de la suma asegurada que el cliente desee contratar y existen tablas de primas diferenciadas por género y en rangos de edades, pero en promedio una buena cobertura podría significar entre un 10% y un 15% de su salario.
A la hora de venderlo lo agentes hacen hincapié en que no lo tienen que ver como un costo, sino como una inversión con beneficios que tienen que ver principalmente con la prontitud y calidad de la atención.
En los últimos tres años este sector ha tenido un crecimiento por encima del 100% en nuestro país, la tendencia es mayor desde la apertura del mercado de seguros hace cinco años.

201308251949390.in11.jpg
“Los seguros personas —automóvil, incendio, vida, accidente y salud— son los que impulsan el mercado con un mayor crecimiento en los últimos años, la gente está entendiendo los beneficios de estos seguros en su vida; así, cuando se tiene una eventualidad, se está protegido y las consecuencias son más fáciles de sobrellevar”, indica Tomás Soley, superintendente de Seguros.
De esta manera, ya en nuestro país podemos encontrar 93 tipos de estos seguros, donde el INS es el que sigue llevando la batuta con 42, el restante se divide en aseguradoras como Palic, Adisa y el Magisterio.
“Aunque sea una persona sana, necesitará utilizar el sistema de cuidados de salud en algún momento de su vida, y si la atención no es la que usted requiere, mediante un seguro privado puede acceder a la que necesita”, explica Laura Castillo, jefa del Departamento de Investigación y Desarrollo del Instituto Nacional de Seguros.
El seguro de salud lo protege a usted y a su familia de los altos costos que tienen estos servicios, así que aunque exista la participación del asegurado en una parte de los gastos (deducible o coaseguro) un alto porcentaje de los gastos los puede recuperar por medio de la póliza.
Aún los costos diarios pueden aumentar, pero los de los cuidados por enfermedades o lesiones graves pueden ser excesivamente altos. A cualquier edad o cualquier estado de salud, los costos de los cuidados deben ser un tema a considerar seriamente, por esto tiene que ver el seguro de salud como una inversión y no como un gasto.
Incluso estos seguros de gastos médicos le permiten al asegurado atenderse en el extranjero, sea porque estando fuera de Costa Rica sufrió algún accidente o quebranto en su salud; o bien, porque considera que el tratamiento que requiere se lo pueden brindar en un hospital en el extranjero en mejor forma.
Así, puede solicitar a su aseguradora la coordinación respectiva y lo único que pagará por la atención recibida será el deducible establecido.
El resto de la facturación lo cobra el centro médico a la aseguradora.
Los clientes que optan por un seguro de este tipo, piensan mucho en la celeridad del proceso a la hora de buscar médicos, hacerse tratamientos, pruebas de sangre o cualquier otro servicio de salud; varios indican que una vez que se tiene uno, no piensa en dejar de tenerlo por las ventajas y buenas experiencias.

201308251949390.in11}.jpg

Fabio Parreaguirre
[email protected]

Ver comentarios