Plaza de la Democracia tendrá nueva cara
Enviar
Plaza de la Democracia tendrá nueva cara

Incluirá terrazas, zonas verdes y juegos para niños, así como un sistema de señalización especial y rampas para personas con discapacidad

Carolina Barrantes
[email protected]

Con tres terrazas de gran tamaño, amplias zonas verdes, así como áreas de juego para los niños, la Plaza de la Democracia mostrará una cara renovada y más limpia a partir de diciembre.
Las mejoras forman parte de un proceso de remodelación que enfrenta desde hace un año, y que busca convertirla en un espacio apto para realizar actividades culturales.

El proyecto es promovido por el Ministerio de Cultura en conjunto con la Municipalidad de San José, y tendrá un costo superior a los ¢112 millones.
Los sectores recreativos de la plaza abarcan 1.200 metros cuadrados de terreno, y fueron acondicionados con bancas y una alfombra de piedras rojizas especiales, para que los menores puedan jugar sin ningún problema.
Las zonas verdes por su parte, se extienden por cerca de 3.700 metros cuadrados, e incluirán 38 árboles de especies nativas del país, entre ellas el guarumo, saragundi y café.
Otros de los cambios que enfrentará la plaza, es que será dotada de un conjunto de rampas de acceso, así como de un sistema de señalización especial, este último para las personas con discapacidad visual.
El sistema consiste en una serie de marcas que serán colocadas en el piso, y que permitirán a los invidentes percibir a través del tacto o de su bastón los sitios por los que pueden transitar sin problemas, señaló María Elena Carballo, ministra de Cultura.
“La idea es que todas las personas puedan disfrutar de la plaza y hacer honor al nombre que lleva, Democracia, ya que en el pasado, la cantidad de gradas que tenía le impedían a la gente con discapacidad disfrutar de ella”, afirmó la funcionaria.
Aunque no forma parte del proyecto actual, el ayuntamiento josefino analiza el traslado de las ventas de artesanías que se encuentran a los pies de la Plaza de la Democracia hacia lo que sería un gran mercado de esos productos.
El espacio se ubicaría en el edificio el Frontón, que se encuentra al costado sur del parque de las Garantías Sociales. Para esta iniciativa la municipalidad cuenta con un presupuesto de ¢300 millones.
Así, el sector que quedaría desocupado en la plaza, sería adoquinado y adherido al mismo inmueble.

Ver comentarios