Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



HUELLA VERDE


Plástico altera el funcionamiento hormonal

Fabiola Vargas [email protected] | Viernes 17 octubre, 2014



Plástico altera el funcionamiento hormonal

Nuevo estudio reconfirma su impacto negativo en la salud

La concientización de la población es la principal arma contra el problema del plástico, según los expertos.

El plástico contiene químicos que interfieren con la función de las hormonas en el cuerpo humano, según reveló un estudio presentado por tres científicos en el país.
Los compuestos disruptores endocrinos (CDE) que posee este material, se relacionan directamente con problemas reproductivos, neurológicos e inmunológicos.
Asimismo la aparición de tumores, la reducción de la fertilidad: menos espermatozoides, trastornos menstruales y menopausia temprana, son algunos de los efectos.
Además de padecimientos crónicos como la diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares y padecimientos autoinmunes.
Por esta razón, diversas organizaciones internacionales como Preserve Planet, Rescue the Planet y Think Beyond Plastic promueven una disminución en el consumo de plástico.
Por su parte, la Organización Mundial de la Salud y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente declararon que los CDE son una amenaza global.
“El impacto en la salud proviene de que los químicos se filtran de la montaña de artículos de plástico que se utilizan a diario, entre ellos juguetes de plástico, comida empacada, y muchos más”, aseguró Daniella Russo, CEO de la organización Think Beyond Plastic.
Es indispensable limitar su exposición utilizando elementos tales como el vidrio y el metal. De igual forma, si no hay alternativa, minimizar el tiempo de exhibición de los alimentos al plástico.
“La exposición a la luz, el calentamiento y las microondas incrementan la liberación de estos materiales, así que se debe evitar la comida en empaques plásticos al microondas”, comentó Gregory Baxter, biólogo marino de la Universidad de Standford.
Think Beyond Plastic es una incubadora y aceleradora de negocios para quienes creen productos que reduzcan la contaminación plástica, el cual trabaja con más de 70 iniciativas a nivel global.
“Estamos extendiendo nuestro interés hacia Costa Rica para encontrar innovadores y emprendedores que desarrollen soluciones que sean una alternativa segura, así como estableciendo conexiones con la comunidad global de inversionistas para financien estas empresas”, explicó Russo.
El estudio se trató de una relación entre los CDE y su impacto en la salud de las personas, en el que se observaron los efectos estudiando células humanas y monitoreando la salud de individuos que se expusieron a estos químicos, además de investigaciones con animales en laboratorios.
Para determinar el impacto de los CDE se estudiaron células humanas y se monitoreó la salud de individuos que se expusieron a estos químicos. Además de investigaciones con animales en laboratorios.

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola