Logo La República

Jueves, 21 de enero de 2021



NACIONALES


Acuerdos de diálogo multisectorial servirían de base

Plan 2.0 de ajuste estructural al FMI ya se estaría trabajando

Medidas acordadas por el presidente y sectores son insuficientes para controlar el impacto del déficit

Esteban Arrieta [email protected] | Martes 24 noviembre, 2020

Juan Luis Bermúdez, vocero del gobierno para la mesa de diálogo multisectorial. Cortesía/La República.
“No se ha descartado ninguna fuente de financiamiento”, dijo Juan Luis Bermúdez, vocero del gobierno para la mesa de diálogo multisectorial. Cortesía/La República.


Una nueva propuesta al Fondo Monetario Internacional (FMI) para subsanar los problemas fiscales del país no se puede descartar por parte del gobierno de Carlos Alvarado.

En ese sentido, los acuerdos tomados en la mesa de diálogo multisectorial servirían de base para una nuevo borrador de ajuste estructural.

“No se ha descartado ninguna fuente de financiamiento”, dijo Juan Luis Bermúdez, vocero del gobierno para la mesa de diálogo a Noticias Columbia.

El gobierno trata de buscar soluciones al problema del déficit y la deuda, que amenazan con disparar las tasas de interés y el desempleo.

Ayer, circulaban diferentes versiones en torno a una propuesta 2.0 de ajuste estructural.

“Lo que sí es claro es que la propuesta inicial al FMI, que incluía varios impuestos ya fue descartada y esa no va a retomarse”, agregó Bermúdez, quien destacó la gran labor de la mesa de diálogo multisectorial, a la vez que reconoció que se quedó corta.

Antes de iniciar este proceso, el gobierno había anunciado que si no llegaba a un acuerdo en la mesa de diálogo sobre cualquier tema, quedaba a discreción la tarea de emprender un acuerdo legislativo.

Eliminar el salario escolar, cerrar instituciones, aprobar la ley de empleo público e impulsar un nuevo acuerdo con el FMI, fueron algunos de los temas que no se debatieron.

Lea más: Carlos Alvarado busca “rebalancear” propuesta al FMI con opinión de economistas

El objetivo del foro multisectorial era definir medidas que permitieran un recorte permanente del déficit fiscal de ¢887 mil millones, equivalentes al 2,5% del producto interno bruto (PIB).

Sin embargo, solo se acordaron diez medidas permanentes que, juntas, suman un 2,18% del PIB, equivalente a unos ¢767 mil millones.

Esto hizo que otros actores retomaran la propuesta al FMI, ya que el costo de oportunidad de seguir sin tomar acciones es muy alto.

“El tiempo es un recurso de lujo que no tenemos. La crisis avanza y el default se acerca. El gobierno debe asumir con seriedad y plantear, en los próximos ocho días, su propuesta para negociar con el FMI”, dijo Carlos Ricardo Benavides, diputado del PLN.

Lea más: Carlos Alvarado obligado a replantear acuerdo con el FMI por falta de apoyo en el Congreso

A finales de septiembre el presidente Carlos Alvarado desistió de un incremento temporal en la renta que pagan las empresas.

Asimismo, descartó gravar todas las transacciones bancarias con un 0,3% en el 2021 y el 2022, para después bajar ese monto a un 0,2% para los siguientes dos años.

La resistencia que enfrentó para aprobar nuevos tributos fue la responsable de tal decisión.


Algunas de las medidas


El gobierno de Carlos Alvarado y varios sectores acordaron 58 medidas para enfrentar la problemática del déficit. Estas son algunas de ellas:


  • Renta global
  • Reducción del costo de la energía eléctrica
  • Aplicar la renta global
  • Fusionar la superintendencias
  • Revisar alquileres del Estado
  • Montar Estrategia para cerrar la brecha entre ingresos y gastos vía financiamiento interno, externo y provenientes de fondos públicos de pensiones de titularización de obra pública


NOTAS RELACIONADAS







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.