Pierda un 80% de sobrepeso en dos meses
El método está disponible en el país, anunciaron Joan Fondevilla, CEO de PronoKal e Isis Palenzuela, nutricionista. Gerson Vargas/La República
Enviar

Al sustituir comidas por alimentos proteinados y vegetales, usted podrá perder hasta el 80% de su sobrepeso en dos meses.

Esto gracias al método PnK, un tratamiento multidisciplinario que ayuda a perder peso y que debe ser prescrito por uno de los 40 médicos capacitados en el país, luego de efectuar exámenes de sangre.

Una vez que el paciente posee el aval, debe pasar por tres fases. En la primera, es donde se da la pérdida del sobrepeso.

“En esta etapa se pierde el 80% del peso que le sobra. Imaginemos que un paciente tiene 20 kilos de más, en esta primera fase perderá 16 kilos en dos meses”, explicó Joan Fondevila, CEO de PronoKal que trae el método.

En esta primera etapa se le asignará a la persona con obesidad una dieta baja en calorías y 25 productos variados que poseen la misma composición: 15 gramos de proteína.

“El paciente puede elegir si hoy come una tortilla, un dulce o una pizza, son productos diferentes pero con la misma composición por lo que no es aburrido. Durante esa etapa solo se come eso. Así el cuerpo consume pocas calorías, al necesitar energía usa la de la grasa acumulada y se pierde peso gracias al mecanismo fisiológico del cuerpo”, explicó Fondevila.

En esta etapa inicial se realizan unos cinco tiempos de comida para alcanzar los 75 gramos diarios de proteína que se deben consumir. Para cada ingesta se destinan unos $4,4, cantidad que se reduce al avanzar en el método e incluso después no será necesario.

“Si nos ponemos a pensar, el paciente obeso ya se está gastando ese dinero en gaseosas, es nada más redirigir los recursos para su salud”, advirtió Isis Palenzuela, nutricionista.

Además, el paciente visitará cada 15 días al médico, nutricionista y a entrenadores personales que le indican cómo hacer actividad física.

En la segunda etapa se busca el compromiso del paciente. Se bajan los productos PnK y se introducen carne, pescado, legumbres de forma progresiva para enseñar al paciente a comer bien. Las visitas con los especialistas se realizan cada mes.

Por último, en la tercera etapa se adquiere el nuevo estilo de vida. Se visita a los especialistas cada tres meses.

Luego de esto, el paciente tendrá dos años de seguimiento gratuito por las nutricionistas para que mantenga el control de su peso a largo plazo y garantizar el aprendizaje

Otro aspecto relevante sobre este método es que se hace completamente individualizado y es para mayores de 16 años.

“A los médicos les enseñamos a tratar el paciente que está obeso pero sin una enfermedad asociada, como a uno polimedicado con muchas patologías: diabetes, colesterol, hipertensión y que consume fármacos. O a los que tienen hígado graso, ovario poliquístico o algo más estético como celulitis”, detalló Fondevila.

Además de los beneficios estéticos y en autoestima, se controlan enfermedades como hipertensión o colesterol, se retrasa la aparición de diabetes y traerá un ahorro en  medicamentos que se destinan para tratar estos males asociados con la obesidad.

Problema país

La obesidad se cuadruplicó en 40 años ya que pasó de un 6,3% en 1975 a un 23,7% en 2014.

Con sobrepeso:
-El 67% de mujeres de 20 a 45 años
-El 40% de varones en ese mismo rango
-Costo salud pública: ¢5 millones anuales al atender a una persona con obesidad

Fuente: Ministerio de Salud



Ver comentarios