Enviar
Lunes 1 Febrero, 2010


Perspectivas de tasas de interés: colones y dólares


Actualmente el mercado de renta fija soberana en colones exhibe rendimientos que varían del 8% a 10% entre uno y dos años plazo, considerando las expectativas de inflación actuales —que se encuentran entre un 6% y un 7%— y los rendimientos reales que el mercado costarricense ha mostrado históricamente en colones —los cuales se han mantenido en promedio entre el 2,65% y el 3,55%, se podría llegar a la conclusión de que en este momento la renta fija soberana en colones se encuentra “alineada”.
¿Qué se puede esperar para el futuro cercano? Para esperar ganancias de capital aquí tendría que presentarse una disminución adicional en los niveles de inflación, lo cual provocaría un ajuste a la baja en las expectativas de inflación, hay que tener claro que este sería el orden cronológico, ya que los niveles de inflación actuales son bastante bajos —en términos históricos—, por lo que cualquier ajuste hacia expectativas de inflación más bajas deberá venir desde los hechos, no promesas o intenciones.
En esto el mercado ha aprendido bastante bien, basta con observar los rendimientos reales negativos experimentados durante 2007 y la primera mitad de 2008, cuando el mercado le creyó al Banco Central una inflación más baja a la que a la postre se experimentó. Un Banco Central siempre está tentado a engañar a los agentes económicos, rezan ciertas lecciones de política monetaria. Sin embargo, en este camino se presentarán periodos de liquidez e iliquidez propios del mercado tico, los cuales deberían ser aprovechados para vender y comprar, respectivamente, y mejorar así la rentabilidad de las carteras administradas.
En dólares la situación versa prácticamente en la capacidad que tenga la reserva federal de controlar la liquidez que ha inyectado durante los últimos dos años (el dinero de alta potencia se triplicó), pero aún no ha llegado a la economía por una caída en el multiplicador monetario (los bancos y la gente la mantiene en cash). Es por esta razón que la capacidad de recoger esa liquidez antes de que vaya a presionar los precios es la que ahora está en tela de juicio.
Los spreads en dólares se encuentran cerca de los niveles históricos para cada perfil de riesgo, incluso en algunos casos estos son menores a los registrados antes de la Gran Depresión. Esto hace que la renta fija en dólares se mantenga en un rango de negociación bastante marcado, pero con presión en el mediano plazo hacia tasas más altas, por los temores inflacionarios, así la estrategia en este tipo de instrumentos sería vender los aumentos de precio, y no necesariamente comprar las caídas, hay mucha incertidumbre en “ponerle piso” al precio de la renta fija.

Nombre: Melvin Garita
Cargo: Economista
Empresa: Lafise
Mail: [email protected]