Pensiones de maestros pondrían a Solís entre la espada y la pared
Enviar

Una maniobra de Liberación Nacional y Unidad Social Cristiana pondría al presidente Luis Guillermo Solís entre la espada y la pared antes de la campaña electoral, al permitir a unos 6 mil educadores abandonar el régimen de pensiones de la Caja.

Se trata de obligar al Estado —o sea, eventualmente los contribuyentes— a desembolsar entre ¢11 mil millones y ¢30 mil millones durante 30 años para financiar las pensiones de los docentes, de acuerdo con el Ministerio de Hacienda, si el mandatario permite el traslado de los educadores al sistema jubilatorio del Magisterio Nacional.

Paralelamente, con el traslado se le quitarían de forma inmediata unos ¢52 mil millones al IVM de la Caja y se trasladarían al otro régimen.

Por otro lado, Solís correría el riesgo de comprarse la enemistad del gremio más grande del país, con 70 mil miembros, si vetara una ley que autorizara el traslado.

No hay certeza de que la medida sea aprobada en segundo debate, pasado mañana, ya que tanto Antonio Álvarez, candidato de Liberación, como Rodolfo Piza, aspirante por el PUSC, se manifestaron en contra al proyecto, mientras un puñado de legisladores estudiaban el fin de semana acudir a la Sala IV para frenar la votación.

Sin embargo, no se descarta la posibilidad de que la maniobra alcance el objetivo de obligar a Solís a decidir entre dos opciones, cualquiera de ellas tendría el resultado de molestar a un grupo importante de votantes.

El proyecto se aprobó la semana pasada en primer debate, por el respaldo del PLN y el PUSC, además del Frente Amplio —que ha apoyado la propuesta desde 2010— y una legisladora del PAC que es docente.

Mientras tanto, la Junta de Pensiones del Magisterio Nacional (Jupema) refuta el impacto que ha señalado Hacienda y estima que solo serían unos 2 mil educadores los que dejarían el IVM.

No obstante, Jupema reconoce que de aprobarse el cambio, la mayoría de educadores rezagados se devolverían al sistema jubilatorio del Magisterio, donde el Gobierno debe aportar el 90% de lo que reciben los pensionados.

El Ministerio de Hacienda evaluó varios escenarios donde al Estado le correspondería pagar entre ¢159 mil millones y ¢535 mil millones, de acuerdo con la cantidad de docentes que se trasladen.

Los educadores desean reintegrarse al régimen de pensiones del Magisterio Nacional, en parte debido al déficit que ya enfrenta el sistema jubilatorio de la Caja.

Se estima que la reserva del régimen de pensiones de la Caja se agotaría en 2030 si no se hacen reformas, por lo que la UCR, que realizó un estudio actuarial, recomendó aumentar la edad de retiro a los 70 años, además del porcentaje de las cuotas de los asegurados.

Los educadores estarían incentivados a trasladarse porque en el sistema del Magisterio se retirarían a una edad menor, tendrían que pagar menos cuotas y disfrutarían un mejor salario.

Sin embargo, los problemas financieros del IVM, en el que 1,4 millones de costarricenses están inscritos, se agravarían con la salida de un grupo importante de cotizantes.

Esto, porque se trata de un sistema solidario de pensiones, en el cual los que más ganan subsidian a los que no pagan pensión.


 


En boca de todos


El traslado de unos 6 mil educadores del régimen de pensiones de la Caja, al sistema jubilatorio del Magisterio Nacional, generó una serie una serie de dimes y diretes, entre sectores, candidatos y partidos.

En contra

Antonio Álvarez

Candidato
Liberación

Desde hace tres años el PLN discutió este tema y decidió que cada legislador votara de acuerdo con su criterio, aquí no ha habido una decisión de fracción, sino una valoración personal de tres de siete compañeros que están en la comisión plena que aprobó el proyecto.
Sin embargo, debo reconocer que me sorprendió la votación.
Me parece que la decisión tomada se da en un momento complicado e inoportuno.
Las críticas en contra de Liberación son injustificadas, porque el proyecto fue votado por el FA y el PUSC.

Rodolfo Piza

Candidato
PUSC

Este no fue un tema que hubiésemos discutido y por eso los diputados socialcristianos que lo votaron, lo hicieron de acuerdo con su criterio personal.
Respeto su criterio, pero si lo hubiéramos conversado antes les habría recomendado votar en contra, dado que hay profundas discrepancias entre los datos de Hacienda y los de la Junta de Pensiones del Magisterio.
Bajo esa premisa le he solicitado a la fracción que revise a profundidad la validez de los datos que se les han brindado a los diputados.

Otto Guevara

Precandidato
Movimiento Libertario

Nos parece que acá el PLN y el PUSC están realizando una maniobra electoral para afectar al presidente Solís y dejarlo en una situación complicada, donde cualquier decisión que tome lo deja mal parado, ya que si veta el proyecto molesta a los educadores y si no lo hace, afecta las finanzas públicas.
El régimen del IVM está en “alitas de cucaracha” y, sin embargo, esos partidos promueven un zarpazo de ¢52 mil millones al régimen de la Caja, mientras que crean un hueco fiscal al Gobierno.

Javier Cambronero

Jefe de fracción
Acción Ciudadana

Es lamentable que el PLN y el PUSC saquen la calculadora electoral cuando se acercan los comicios.
Lo peor de todo es que conforme avancen los meses, veremos más conductas miméticas de algunos partidos, que parecieran muy serios, pero que ahora la verdad solo quieren congraciarse con ciertos sectores, como el de los educadores.
No le quepa la menor duda de que la jugada política tiene un objetivo electoral, ya sea ganar votos o afectar al gobierno y al PAC.

A favor

Edgardo Araya

Candidato
Frente Amplio

La bancada del Frente Amplio ha apoyado este proyecto desde su presentación en 2010, valorando razones de humanidad y de justicia con un grupo de personas que en 1995 fueron inducidas por el gobierno de José María Figueres a trasladarse de régimen de pensiones y hoy sufren las consecuencias, trabajando en condiciones precarias de salud o manteniéndose incapacitados por el desgaste que tienen, sin que aún se puedan acoger a la pensión.
El proyecto, además, está blindado contra el posible otorgamiento de pensiones de lujo.

Ricardo Molina

Presidente
APSE

Hemos dado seguimiento durante años a la trayectoria que ha tenido este proyecto, apoyando a los compañeros afectados, reuniéndose con diputados y políticos, y asistiendo a la Asamblea Legislativa para hacer presión, además de incluir este como uno de los siete ejes de lucha de la huelga convocada para el 27 de junio.
Confiamos en que, sin importar la presión, se vote positivamente el proyecto en segundo debate y así se convierta en ley de la República, pues ya es tiempo de hacer justicia.


Régimen caro


De todos los regímenes especiales de pensiones con cargo al presupuesto nacional, el sistema jubilatorio del Magisterio Nacional es el más caro para el público, con una contribución al sistema de unos ¢468 mil millones (beneficiados en miles y gasto en miles de millones de colones en 2015).

Régimen Beneficiados Gasto
Magisterio Nacional 41 468
Hacienda 7 82
Régimen general 3 25
Obras Públicas 3 7
Comunicaciones 2 5
Guerra 3 2

Fuente Ministerio de Trabajo

Ver comentarios