Enviar
PATRIOTAS SIN REVANCHA

El escenario parecía ofrecer la venganza perfecta, Tom Brady guiando a los Patriotas con una ofensiva voraz, que durante la temporada había despachado a las mejores defensas. Eran los claros favoritos. Enfrente tenían a un equipo lleno de dudas, con la gura de un Eli Manning que durante la temporada fue duramente criticado, pero que tuvo apoyo en la línea defensiva que ayudó a sacar los tres juegos de visita previos, que les permitieron avanzar a la serie  nal. Tom Brady no pudo evitar durante la semana el dejar entrever el sentimiento de revancha que transpiraba el camerino. Pero, el resultado no les favoreció. Igual que cuatro años atrás. Ayer, los Gigantes se impusieron por 21-17 en Indianápolis; cuatro años atrás también fueron vencedores en Arizona por marcador de 17-14, en las dos series llegaron siendo la cenicienta y salieron con el trofeo. Pareció una copia al carbón por los errores capitalizados por los Gigantes. “Ha sido un juego salvaje, de una temporada salvaje. Creo que la clave estuvo en que mantuvimos la calma en momentos decisivos y aprovechamos nuestras oportunidades”, dijo Manning al recibir el premio de Jugador Más Valioso. Manning mostró el control especial para dirigir los avances de su equipo en momentos decisivos. Durante la temporada regular lideró seis victorias en la recta  nal con 15 pases de anotación, para citar algunos de sus atestados. “Los a cionados de Indianápolis nos han dado un gran apoyo y me siento muy orgulloso de haber podido conseguir aquí el título de campeones y el premio de jugador más valioso”, sentenció el mariscal de campo.
Destacó a Mario Manningham como el jugador más determinante, cuando capturó un balón lanzado por Brady y ahí recuperar la posesión de la ofensiva. De ahí, surgió el triunfo y los Patriotas deberán soportar el trago amargo y trabajar otra temporada en búsqueda del ansiado tazón.

Daniel Chacón
Para La República

Ver comentarios