Panamá buscó el oro y encontró plata
Costa Rica lo intentó en ofensiva pero la zaga panameña, por el costado derecho, blindó las arremetidas nacionales. Imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Los gritos se quedaron confinados en las gargantas de los aficionados que abarrotaron el Estadio Nacional, a la espera de un gol que nos ubicara en una posición privilegiada y alejada de los escoltas en la clasificación.

Al final la Tricolor firmó un empate a cero contra una aguerrida selección panameña que llegó a buscar oro y sacó plata.

Los primeros minutos del encuentro sirvieron para medir al rival, minutos de estudio en donde ninguno quiere mostrar sus armas para montar un ataque.

La Tricolor poco a poco fue avanzando sus filas hasta buscar colocar hombres en las cercanías del área rival.

Los tiros de esquina con Waston eran una expectativa, los aficionados sentados al borde de sus asientos para ver el salto del Gigante, pero en el área era una guerra campal, caía uno, zancadilla a otro y la jugada se anulaba.

Al minuto 10’ Bryan Oviedo lanzó un centro que por poco se cola en el ángulo de Penedo, increíble tapa del meta canalero que sacó con su brazo derecho.

Costa Rica mantuvo su orden ofensiva pero con muy pocos movimientos en la cintura, un “trotadito de campeón” de algunos, a falta de un pívot que se apoderara de la esférica. Venegas en punta corría como Llanero Solitario.

Panamá realizó su partido, apretando clavijas y buscando su velocidad para armar algo, a Costa Rica se le complica, la ofensiva coloca hasta tres hombres para apretar la salida y ni Celso, Ruiz o Azofeifa conseguían mover el cuarto de máquinas.

Durante todo el partido los canaleros se dedicaron a restarle segundo al reloj y así jugar con la presión de los de casa.

En la segunda mitad la nacional se vio afectada por la expulsión del zaguero Giancarlo González, quien en un encontronazo con Aníbal Godoy salió expulsado por un golpe en su rostro antes del minuto diez de la segunda mitad.

Si a Costa Rica le costó con once, con diez empeoró. Buscar a Joel al espacio fue la directriz, hizo daño con balón en los pies, no al espacio.

Panamá temeroso, no contaba con tener ese hombre de más y no le sacó provecho, pudo haber sido su primera victoria en eliminatoria mundialista pero el empate le favoreció.

El final del encuentro se calentó, con la tardía llegada de Marco Ureña, la nacional recuperó velocidad pero no fue suficiente.

Ahora Costa Rica jugará el martes ante Trinidad y Tobago a las 8 de la noche, obligado a ganar.


Ver comentarios