País tras la meta exportadora de este año
“Esperamos que este incremento en las exportaciones se vea reflejado en oportunidades de empleo y encadenamientos productivos en todo el país”, destacó Pedro Beirute, gerente general de Procomer. Archivo/La República.
Enviar

Unos $10,7 mil millones es la meta exportable que las autoridades de Comercio Exterior esperan alcanzar este año.

El optimismo resurgió, luego de que en este semestre, llegarán a un 51% del monto estimado a principio de año: $5,4 mil millones.

Además, genera confianza que las ventas externas continúan estables y crecieron en el primer semestre un 7,5% con respecto al mismo periodo de 2016 ($5,06 mil millones).

“Los números de las exportaciones, tanto de bienes como de servicios, son positivos y van por muy buen camino, incluso al cierre de 2017 podrían aumentar. Lógicamente, siempre que no se presente ninguna eventualidad climática, internacional o no predecible, que cambie la tendencia para lo que resta del año”, destacó el gerente general de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), Pedro Beirute.

Por otra parte, las autoridades esperan que este incremento en las exportaciones se vea reflejado en oportunidades de empleo y encadenamientos productivos en todo el país.

El mayor dinamismo está concentrado en las ventas externas de zonas francas, que sumaron un valor de $2,6 mil millones en los primeros seis meses de 2017, cifra que fue un 11,8% mayor a la que se registró en 2016 y concentró el 47% del total exportado.

El sector que había estado más deprimido es el régimen definitivo, que mostró un cambio positivo e incluso mayor al registrado en el primer trimestre.

El acumulado en ventas en este régimen alcanzó $2,8 mil millones, en los primeros seis meses, equivalentes a un alza del 3,5%. Algunos bienes que impulsaron ese comportamiento fueron: banano, piña, llantas, azúcar, envases de vidrio y maderas, entre otros.

Al analizar la totalidad de los productos de todos los sectores los que más crecieron fueron: dispositivos médicos $1,3 mil millones; partes para emisores y receptores de televisión, radio y similares, con un total de $40 millones; lentes de contacto $29 millones; azúcar $84 millones y piña, que vendió $463 millones.

“Vemos con mucho optimismo el comportamiento de las exportaciones, esto demuestra un sector pujante que si recibe más estímulos podríamos reducir el desempleo que es uno de los principales problemas de la economía”, aseguró Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica.

Los bienes que registraron una desaceleración en este primer semestre de 2017 son: cables eléctricos (-$6 millones); jarabes y concentrados para la preparación de bebidas gaseadas (-$9 millones); combinaciones de refrigerador y congelador (-$7 millones), y papel y cartón para caras cubiertas (-$6 millones).

Otro de los temas que preocupan a las autoridades del Gobierno es el crecimiento de las importaciones que al primer semestre de este año llegaron a $7,8 mil millones.

“No se puede satanizar la brecha comercial, no es nuestro principal objetivo reducirla porque las importaciones son necesarias, de hecho nos permiten obtener materias primas para generar productos con alto valor agregado que colocamos en el mercado a través de las exportaciones”, aseguró Beirute.

El año anterior, las autoridades del Gobierno no alcanzaron la meta exportable que se había establecido en $10,8 mil millones y culparon al cambio de metodología de cálculo de balanza de pagos aprobado por el Banco Central y solicitado por el Fondo Monetario Internacional.

 

 

 
Ver comentarios