Logo La República

Sábado, 26 de septiembre de 2020



NACIONALES


Situación presiona al gobierno a negociar con actual operador para buscar una pronta salida

País perderá $110 millones por cada año que se atrase la ampliación de Puerto Caldera

Plan maestro contempla inversión de $300 millones, a partir de 2021, en muelles profundos, grandes patios y equipo moderno

Danny Canales [email protected] | Viernes 11 septiembre, 2020

Render aéreo de cómo quedará el puerto con las obras de ampliación
Las obras contempladas en el plan maestro de Caldera atenderán las necesidades portuarias del país por los próximos 30 años. Cortesía / La República


La ampliación de Puerto Caldera, en el Pacífico, se convierte en un proyecto prioritario por el fuerte impacto económico que implicará darle más largas al asunto.

Por cada año que se postergue la solución se perderán unos $110 millones por la caída en la competitividad y oportunidades de negocios.

Así lo alertó un reciente estudio elaborado por el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop), basándose en los hallazgos del plan maestro contratado a la consultora holandesa Arcadis, especializada en puertos.

La terminal de Caldera es estratégica para la economía ya que por ahí entra la gran mayoría de granos que consume el país y por ser el litoral natural para el intercambio comercial con Asia.

Darle una pronta solución al problema implica la necesaria negociación entre el gobierno y la Sociedad Portuaria de Caldera, ya que aún le quedan seis años de contrato y las nuevas obras deben iniciar a más tardar en 2021.

Ante esta situación, el Incop aprobó en mayo aplicar el protocolo de negociación contractual con el actual operador en procura de ampliar la terminal pacífica, apegándose al escenario más ágil que muestra el plan maestro.

Lea más: Dragado permitirá a puerto Caldera atender barcos de mayor tamaño

“Está fuera de toda lógica postergar propuestas como la modernización de Puerto Caldera, la cual es una emergencia nacional para solventar la creciente demanda de servicios portuarios que, a su vez, permitirían dinamizar el desarrollo económico de nuestro país y contribuir a erradicar las crecientes tasas de desempleo que aquejan al Pacífico Central”, advirtió Juan Ramón Rivera, presidente ejecutivo del Incop.

En esa línea, destacó que realizan importantes esfuerzos, con mecanismos dentro de la técnica, para agilizar los trámites establecidos en el plan maestro y, de esta manera, concretar las inversiones en obras de infraestructura y la adquisición de equipos para la modernización de Caldera en el menor tiempo posible.

Y es que de no darse la negociación con el operador, se postergará la ampliación al menos siete años, considerando los seis que le quedan al actual concesionario y el plazo que tomará contratar y desarrollar las obras para aumentar la capacidad del muelle, advierte el estudio del Incop.

Lea más: Puerto de Caldera recibiría inversión de $150 millones

Ese escenario condenaría a los usuarios de Caldera a pagar casi $800 millones en sobrecostos durante el plazo de espera.

Esto por las oportunidades de negocios que se pierden, principalmente con China; por el impacto en la competitividad por la falta de equipo moderno y por la pérdida de explorar o ampliar nuevas industrias, como el atraque de cruceros, revela el estudio.

Devolverle la competitividad a Puerto Caldera requiere una inversión de unos $300 millones, según estimó Arcadis.

Actualmente esta terminal opera al 90% de su capacidad cuando lo recomendado es iniciar la ampliación de la infraestructura cuando un puerto llegue al 55% de ocupación, advirtió Ricardo Ospina, gerente general de la Sociedad Portuaria de Caldera.

La solución que se promueve para superar el atraso portuario contempla sacar los muelles actuales unos metros para poder darles más profundidad, pues el diseño actual no lo permite.

Además, construir nuevos patios que permitan almacenar contenedores a mayor altura, equipo de nueva generación y la construcción de un muelle adicional.

Estos trabajos garantizarían una profundidad de unos 14 metros que facilitarían poder atender buques con capacidad de transportar hasta 9 mil contenedores, con la prevista de poder llevarlos a 16 metros a futuro con solo dragados, pensando en los barcos modernos de hasta 20 mil contenedores.

El muelle de mayor capacidad en la actualidad tiene 13 metros de profundidad, lo que permite el atraque de barcos con una capacidad de trasladar unos 2.000 contenedores.


Estudio se quedó corto


La terminal portuaria llegó a ese extremo dado que la concesión vigente se basó en estudios de los años ochenta que no previeron el aumento del intercambio de mercancías que registra el país por el Pacífico.

Movimientos por año Previsión para 2026 Situación actual
Toneladas 2,7 millones 6,2 millones
Contenedores 40 mil 300 mil

El costo de no hacer nada


Hay cinco debilidades que presenta el país en su principal puerto del Pacífico que de no atenderse pronto le costarán caro al país, según un estudio contratado por Incop (cifras en millones de dólares).

Debilidad Pérdida
La posibilidad de exportar frutas (reefers) a china será limitada 50
El puerto será pequeño para cruceros, carga general 23
El puerto no puede manejar main liner solo feeders 21
Las tasas de Importación/Exportación podrían subir y los precios de productos aumentar 11
Puerto perderá carga a corto plazo 2,5


NOTAS RELACIONADAS


Puerto con vista al mar

Un paso más cerca de un Puerto Caldera moderno

Viernes 03 julio, 2020

Este diálogo busca modificar las condiciones de inversión para modernizar cada terminal, desde el punto de vista técnico, operativo y comercial,





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.