Puerto Caldera aumenta su productividad
El muelle granelero de Caldera se inauguró hace 12 meses. Esteban Monge/La República
Enviar

Las largas horas de espera de los barcos portacontenedores y graneleros en la bahía de Caldera son cosa del pasado.
Los buques que transportan granos tardan menos de un día para ser atendidos en el puerto de Caldera, a pocos días de cumplirse un año de iniciar operaciones el nuevo muelle multipropósito y seis meses después de haberse cambiado el modelo operativo de descarga.


Hace tres años, la espera promedio llegaba a cinco días. Todo ese tiempo improductivo generaba grandes costos para los importadores y un sobreprecio para el consumidor final.
Los barcos portacontenedores redujeron su tiempo de espera en un 50%, durante el mismo periodo.
Mientras tanto, la productividad promedio es de 60 barcos por hora, la más alta desde que el puerto fue concesionado a la empresa Sociedad Portuaria de Caldera, hace casi diez años.
Aparte de la utilización del nuevo muelle, uno de los cambios más importantes fue la aplicación de una modalidad que permite el despacho de la mercadería a los patios del propio puerto, con camiones de la misma compañía. Esta modalidad permite que un barco pueda descargarse en un menor tiempo.
Anteriormente, esta tarea la hacían directamente las empresas de transporte, que enviaban los contenedores a patios externos, lo que hacía más lento el traslado de la carga.
“Anteriormente un buque con 500 contenedores, se atendía en casi 13 horas, y producto de estos cambios ahora se tarda 8,5 horas, lo que genera una serie de ahorros en la cadena como un todo y beneficios para los usuarios del puerto, lo que podría ayudar a disminuir los costos de los fletes de los buques, trasladando esa eficiencia para sus empresas, obteniendo un mayor beneficio vía un menor costo”, dijo Lianette Medina, presidenta del Instituto de Puertos del Pacífico.
El puerto de Caldera ha mejorado la atención de los buques desde que inició operaciones bajo el modelo de concesión, tanto por una operación más eficiente como por inversiones en equipo e infraestructura.
Por ejemplo, el muelle multipropósito permitió generar espacio para la entrada de buques de mayor tamaño, además de tener un sitio especializado para la descarga de granos. La construcción de esta obra tuvo un costo de $36,5 millones.
Adicionalmente, la empresa invirtió en una grúa pórtica de última generación, montacargas, camiones de transporte y equipo especializado que permiten un trabajo óptimo dentro de las instalaciones.

 


Ver comentarios