Ottón Solís niega que plan fiscal quite derechos de burócratas
Enviar

Ottón Solís, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC) e impulsor de la reforma fiscal, calificó de injustificados los tambores de guerra sonados por los sindicatos para manifestarse el 25 de abril y el 1 de mayo.

El legislador considera que la única manera de reducir el despilfarro es que se aprueben una serie de mociones que impulsa y que pretenden ponerles un tope a las anualidades, a los incentivos y a los salarios millonarios.

“A nadie le estamos quitando nada, ni violentando sus derechos como trabajadores. Nadie les va a rebajar el salario real, ni su poder adquisitivo. Si van a salir a las calles por la reforma fiscal van a tener que salir dos veces; ahora de forma voluntaria y después involuntaria, cuando la crisis fiscal provoque despidos, reducción en las pensiones y eliminación de beneficios”, aseguró el diputado.

Una de las mociones que impulsa Solís establece una anualidad de 1,94% del salario base y este beneficio lo reciben los trabajadores públicos por cada año laborado, sin embargo, en algunos casos llega hasta el 7%.

La otra propuesta se relaciona con la creación de nuevos incentivos, así como el pago de remuneración por concepto de discrecionalidad y confidencialidad que también sería descartada como parte del beneficio que se otorga hoy por dedicación exclusiva.

Además deberá valorarse el desempeño de los funcionarios públicos para ver si tienen derecho o no a ese incentivo y los jefes serán sus evaluadores, dependiendo del cumplimiento de las metas institucionales.

El líder del PAC puso en la agenda legislativa la imposición de un 20% a los salarios que oscilen entre ¢2,1 millones y ¢4,2 millones, y uno del 25% a los que superen los ¢4,2 millones. En la actualidad, esos salarios pagan el 15%.

Sin embargo, estos cambios se recibieron como un balde de agua fría en el sector sindical, el cual insiste en manifestarse.

“El déficit fiscal no se resuelve golpeando a la clase trabajadora. No podemos ser los únicos sacrificados con estas medidas injustas del Gobierno”, destacó Albino Vargas, secretario del Colectivo Patria Justa.

Por otra parte, Luis Chavarría Vega, secretario general de Undeca, dijo que están uniendo las fuerzas para que se sumen a la lucha pues del combo fiscal nadie quedará excluido.

El panorama a futuro de la reforma fiscal es muy complicado, aun y cuando se le diera primer debate en esta legislatura, ya que el próximo Congreso estará muy dividido y de no hacer nada la situación fiscal se deteriorará y llegaría a un déficit del 7%.

La reforma fiscal consta de cuatro áreas: empleo público, modificación al impuesto de ventas por uno de valor agregado, impuesto de renta y la regla fiscal. 

"Esta última pretende eliminar el despilfarro y la alcahuetería en el gasto público", concluyó Solís.  

Los cambios

Algunos de las modificaciones aprobadas en la reforma fiscal son:

-Define, regula y diferencia la dedicación exclusiva y la prohibición
-Crea un límite a las remuneraciones totales en la función pública
-Regula la anualidad
-Tope de anualidades
-Establece la imposibilidad de recibir prohibición y dedicación exclusiva de manera simultánea
-Regula la evaluación de desempeño incorporando parámetros objetivos para su otorgamiento
Fuente: Ministerio de Hacienda.

 


Ver comentarios