Otto Guevara: “Tránsito tiene limitaciones legales para perseguir a Uber”
Uber opera en el país desde 2015. Shutterstock/La República
Enviar

El Gobierno reiteró la semana anterior la ilegalidad de Uber y ordenó a la Policía de Tránsito perseguir a quienes brinden este servicio de transporte privado.

Sin embargo, el órgano encargado de las sanciones tendría limitaciones legales para llevar a cabo esta misión, de acuerdo con Otto Guevara, diputado  del Movimiento Libertario.

El legislador considera incluso que se expone a demandas a los oficiales por abuso de autoridad, que tendrían que enfrentar sin el respaldo del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

“La policía de tránsito no tiene competencias para introducirse en un vehículo privado, pedir teléfono celular o entrevistar a pasajeros; no tiene facultad para investigar”, espetó Guevara.

“¿Cómo hacen para constatar que están en presencia de un servicio de Uber?”, agregó el legislador.

Guevara recibió ayer a Homer Alfaro y Víctor Cordero, dirigentes del sindicato de la Policía de Tránsito, quienes aseguraron que el gremio está dividido respecto a las detenciones de un presunto chófer de Uber.

Los dirigentes aseguraron que están en una condición de vulnerabilidad frente a los prestadores de este servicio de transporte y que tendrían que acarrear por su cuenta un eventual proceso legal.

“Los ponen en una posición complicada (a los oficiales). Por un lado se exponen a denuncias, y por otro, la alta jerarquía los puede acusar de desobediencia”, explicó Guevara.

El legislador espera poder reunirse en los próximos días con Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, y Germán Valverde, ministro de Obras Públicas y Transportes, para encontrar alternativas a la directriz ejecutiva de ir tras el servicio privado de Uber.

“Tenemos alcance legal”

Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, asegura que los oficiales tienen todos los alcances legales para constatar que alguien está utilizando un  servicio de Uber.

“Nadie está interrogando ni pidiendo el celular, pero no puedo revelar a la opinión pública el protocolo empleado para sancionar a estos conductores”, declaró Calderón.

La detención de un presunto conductor de Uber dependería de la habilidad y percepción del oficial de tránsito, entre otros elementos estipulados en la ley.

Los claroscuros en la legislación complican el trabajo de los oficiales, y una modificación en el reglamento actual facilitaría la regulación del transporte ilegal, de acuerdo con Calderón.

El comisario también aseguró que hasta la fecha no han recibido ninguna denuncia de abuso de autoridad relacionada con el servicio de Uber, ni tampoco han sancionado a un policía producto de este escenario.

Ver comentarios