Optimizar el gasto para mejorar infraestructura, recomienda el Banco Mundial
Los países de América Latina están atrasados en infraestructura con respecto a otras regiones, según el Banco Mundial. Archivo/La República
Enviar

Los países de América Latina y el Caribe podrían mejorar notablemente su infraestructura si pudiesen evaluar mejor sus prioridades y mejorar la eficiencia en el gasto, concluye el Banco Mundial en un informe.

La región, en términos generales, está atrasada en infraestructura si se compara con otras, de acuerdo con el reporte “Repensar la infraestructura en América Latina y el Caribe – Mejorar el gasto para lograr más”.

América Latina y el Caribe en promedio dedica el 3% del Producto Interno Bruto —comparado con el 7,7% en Asia oriental y el Pacífico, por ejemplo—, aunque muchos países dedican más del 4%.

“La inversión en infraestructura puede servir como un poderoso motor de crecimiento en América Latina y el Caribe ahora que emerge de seis años de desaceleración, incluidos dos de recesión”, dijo Jorge Familiar, vicepresidente del Banco Mundial para la región.

“En el contexto actual de espacio fiscal reducido, es esencial que las inversiones sean tan eficientes como sea posible y que el potencial del sector privado sea completamente aprovechado”, agregó.

En lugar de centrar la mirada en brechas de financiamiento, el informe defiende la importancia de solucionar las “brechas en el servicio”, de acuerdo a las prioridades de desarrollo de cada país.

Las prioridades de infraestructura deberán centrarse en saneamiento y transporte, áreas en las que la región se encuentra retrasada.

En el caso de la infraestructura del sector energético, donde las pérdidas por transmisión y distribución son elevadas, sus costos se reducirían al menos a la mitad siguiendo un enfoque que favoreciera la eficiencia, la resistencia ante el clima y las energías renovables, concluye el estudio.

Ver comentarios