ONU advierte sobre crisis de hambruna en Siria
Cerca de 8,7 millones de personas, más de un tercio de la población siria, no tiene comida suficiente. AFP/La República
Enviar

La producción de alimentos en Siria cayó a su mínimo histórico a causa de la guerra y de las malas condiciones meteorológicas, advirtieron ayer la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

“La producción alimentaria en Siria se encuentra en un mínimo histórico (...) y las condiciones meteorológicas desfavorables en algunas zonas del país siguen obstaculizando el acceso a la tierra, a los suministros agrícolas y a los mercados”, dijeron ambas organizaciones.
Estas condiciones hacen “cada vez más difícil para los agricultores conservar sus medios de subsistencia y alimentar a un país asolado por la guerra”.
Cerca de 8,7 millones de personas, más de un tercio de la población siria, no tiene comida suficiente, según cifras la de la FAO y el PMA publicadas en agosto.
“La agricultura era la principal fuente de sustento para los hogares rurales antes de la crisis (...) pero se encuentra forzada al máximo y los campesinos han agotado su capacidad para hacer frente a la situación”, asegura Abdessalam Ould Ahmed, el subdirector general de la FAO.
Según una misión de evaluación conjunta de la FAO y el PMA, durante la temporada 2015-2016, las zonas reservadas al cultivo de cereales fueron de tan solo 900 mil hectáreas, comparadas con los 1,5 millones de antes de la guerra.
Por su parte la producción muestra un descenso “aún más drástico”, con 1,5 millones de toneladas de trigo recolectadas este año frente a los 3,4 millones de toneladas antes de la guerra, un 55% menos.
Mientras tanto, ayer los combates se intensificaron, cuando el ejército del Aire sirio bombardeó por primera vez desde hace un mes, zonas residenciales en la parte este de Alepo, en manos de los rebeldes, afirmó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).
“Las fuerzas del régimen bombardearon y lanzaron barriles de explosivos en varios barrios residenciales del este de Alepo por primera vez desde el 18 de octubre”, dijo el director del OSDH, Rami Abdel Rahmane.
Un fotógrafo de la AFP en la zona este de la ciudad dijo que los barrios de Sakhur y Masakan Hanano fueron afectados por los ataques.
Estos ataques se producen cuando cazas-bombarderos que despegaron del portaviones ruso Almirante Kuznetsov en el mar Mediterráneo, bombardearon por primera vez posiciones de grupos yihadistas en Siria.
Los bombardeos contra la parte este de Alepo ponen fin a una periodo de relativa calma para las más de 250 mil personas que viven en esta zona controlada por los rebeldes.
Alepo, antigua capital económica de Siria, es una ciudad clave tanto para el régimen de Bashar al Asad como para sus opositores, que se enfrentan desde 2011 en una guerra que dejó más de 300 mil muertos hasta ahora.
El gobierno lanzó en setiembre una operación para reconquistar toda la ciudad. La ofensiva, apoyada por la aviación rusa, causó cientos de muertos en el este y destruyó numerosas infraestructuras, incluidos hospitales.


Ver comentarios