Ofibodegas y minibodegas impulsan mercado inmobiliario
“El mercado costarricense de logística inmobiliaria viene en aumento pero aún está lejos del de otros países centroamericanos”, comentó Yunen Alpízar, gerente sucursal de Heredia, junto a Arie Rezepka, CEO AKI KB minibodegas internacional. Esteban Monge/La República
Enviar

Colaboró Pablo Acuña

Ofibodegas, minibodegas y naves industriales son los segmentos con mayor crecimiento en el mercado inmobiliario logístico, con unos 35 mil metros cuadrados más construidos el año pasado.

Este aumento provocó que el inventario total sea de más de 2 millones de metros cuadrados construidos y se espera que en el resto del año más construcciones de este tipo ingresen al mercado nacional.
Ultima Park II, West Park y Santa Rosa IV etapa, son algunas soluciones logísticas que se desarrollaron a finales de 2016, mientras que otras cinco están en construcción.
“La concentración de estos inmuebles se da principalmente en el oeste de San José y algunos puntos de Heredia, donde la disponibilidad está por debajo del 10%, lo cual es sano para la industria inmobiliaria”, dijo Randall Fernández, gerente general de Colliers.
Este auge es estimulado por pequeños y medianos empresarios y compañías multinacionales que optan por estas soluciones para resolver sus necesidades de espacio y clientes particulares que planean trasladarse de vivienda.


La versatilidad es la característica principal de la logística inmobiliaria, pues las naves industriales son utilizadas para desarrollo, ensamblaje y acopio de productos; las ofibodegas permiten un uso mixto: comercial y almacenamiento; las mini se utilizan para depósitos o alquiler residencial.
Mr. Bodeguitas, Guardaaquí o AKI KB lideran la construcción de nuevos proyectos de minibodegas, la primera tiene dos sucursales y contempla la apertura de otras cuatro, AKI KB planea la apertura de al menos tres puntos, Guardaaquí posee otros cuatro y actualmente desarrolla un proyecto habitacional basado en contenedores.
"Nuestra sucursal de Escazú ha gozado de una gran aceptación, siendo el primer edificio de minibodegas construido específicamente para este negocio”, dijo Ricardo Quiñónez, gerente de Operaciones Regionales de Mr. Bodeguitas.
Sin embargo, uno de los desafíos que tienen las empresas desarrolladoras es encontrar puntos en que resulten atractivos para desarrollar soluciones logísticas, especialmente fuera del Área Metropolitana.
“La demanda logística ha crecido mucho en el país, pero el reto que tenemos es encontrar puntos disponibles, que nos convengan a desarrolladores y clientes”, afirmó Yunen Alpízar, gerente de sucursales de minibodegas AKI KB.
Alajuela y Cartago cuentan con el menor inventario disponible, pero las empresas desarrolladoras conciben que en esos lugares se puede dar un apogeo de estos proyectos en el mediano plazo.
La absorción de estos inmuebles durante 2016 fue de 36.300 metros cuadrados para uso industrial, 5.700 para uso mixto, 8 mil para bodegas y 774 para pequeños espacios.
Los proyectos ya se están adaptando a las necesidades de los clientes, por ejemplo es posible encontrar espacios acondicionados para almacenar carnes o dispositivos médicos, o lugares equipados para vivienda, comentó Sergio Pacheco, gerente general de Guardaaquí.
Los precios promedio de renta de estos espacios rondan entre $6 y $12 por metro cuadrado, destaca que el monto de alquiler más elevado corresponde a los pequeños espacios de almacenamiento ($12,24), mientras que las naves industriales son las bodegas más asequibles ($6,25).

 

201704201838280.rec-10-11.jpg

Ver comentarios