Logo La República

Sábado, 14 de diciembre de 2019



NOTA DE TANO


Ocho futbolistas fueron estelares en los dos partidos

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 19 noviembre, 2019

Celos borges frente a un jugador de haiti

Ronald González no quiso saber mucho de experimentos.

Con el calendario de Liga de Naciones encima y después de empatar los dos primeros juegos ante Haití y Curazao, se preparó para las revanchas confiado en el trabajo de ocho futbolistas que repitieron como titulares en los dos compromisos: Alvarado, Waston, Pipo, Calvo, Matarrita, Celso, Venegas y Ortiz.

Otros cinco futbolistas vieron acción en los dos partidos: Fuller, Angulo, Cubero, Leal y Moya, y solo dos jugaron en uno de los compromisos: Blanco y Flores.

“El Carasucia” se apuntó a una formación estelar en la que Esteban Alvarado sustituyó con buen suceso a Keylor Navas y se mantuvo el centro de la defensa, con la buena estrella de que reapareció Francisco Calvo en lugar de Oscar Duarte y le regaló a la Tricolor dos anotaciones de cabeza determinantes.

Lea más: Costa Rica solo ganó en cinco de sus últimos 20 encuentros

Ronald Matarrita fue intocable en el carril izquierdo, lo mismo que Celso Borges como volante central y José Guillermo Ortiz como centro delantero, intacto los dos compromisos. El “desterrado” por Gustavo Matosas, Johan Venegas fue carta estelar con Ronald y fue el mejor generador de fútbol del equipo.

Varios jugadores no vieron acción, pero los dos partidos fueron de alta exigencia física, no fueron para nada cómodos, no se hallaron minutos de paz, se jugó al filo de la navaja y así, el técnico prefirió, por ejemplo, el colmillo de un José Miguel Cubero para meter los partidos en el congelador, que dar paso a futbolistas noveles que pudieran ser víctimas del fútbol potente y físico de los rivales.

Sinceramente, sentimos una mejora en la Tricolor en el partido frente a Haití; el de Curazao no nos agradó para nada, salvo que se ganó.

Lea más: Hubo purga en la Selección Nacional

Hubo mayor claridad y mayor cantidad de filtros hacia el sector ofensivo, varios de ellos detenidos por posiciones fuera de lugar de Ortiz. Dylan Flores y Randall Leal primero, luego Venegas y Marvin Angulo, generaron o mínimo intentaron bajar la pelota para que llegara a los predios de la retaguardia haitiana y se logró el cometido. Esto es un avance dentro de un desempeño global deficitario del equipo.

Aparte, Ronald sacó cuatro puntos de seis en brega y elevó a Costa Rica al primer lugar del grupo, después de estar de último y eso es meritorio. La Selección está en semifinales de la Liga de Naciones, vienen rivales de mucho peso, pero hay más espacio de maniobra. Mientras, muchachos, cómanse los tamales más tranquilos.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.