Enviar
Obama tomará medidas drásticas contra cambio climático

Presidente electo se declaró “entristecido y apabullado” por escándalo sobre su escaño

Washington
EFE

Barack Obama, presidente electo de Estados Unidos, prometió ayer adoptar medidas “drásticas y atrevidas” contra el cambio climático, una vez llegue a la Casa Blanca el próximo 20 de enero.
Obama y el vicepresidente electo, Joe Biden, se reunieron ayer en Chicago, donde el futuro mandatario prepara su llegada al poder, con el ex vicepresidente y premio Nobel de la Paz Al Gore, para abordar cómo estimular la economía mediante la puesta en marcha de políticas medioambientales y energéticas.
En unas breves declaraciones a la prensa tras la reunión, Obama afirmó que el objetivo del encuentro fue “escuchar y aprender” de Gore y el trabajo que ha desarrollado en favor del medio ambiente.
En una aparente crítica a la administración del presidente George W. Bush, que puso en duda que el cambio climático existiera o estuviera causado por las actividades humanas, el futuro jefe de la Casa Blanca aseguró que “se acabó el momento de los retrasos” y “de rechazar” lo evidente.
“Los tres creemos lo que los científicos llevan contándonos años, que se trata de una cuestión urgente y de seguridad nacional, y que debe tratarse de manera seria. Eso es lo que pretendo que haga mi Gobierno”, sostuvo.
Obama afirmó que, aunque el cambio climático es un problema serio, también representa una “oportunidad”.
Dentro del plan que perfila para la recuperación económica del país, que atraviesa por una grave crisis, el gobernante electo estudia fomentar la creación de empleos que estimulen un replanteamiento de cómo se usa la energía.
También busca “pensar cómo mejoramos la eficiencia, para hacer que nuestra economía sea más fuerte, estemos más seguros, reduzcamos nuestra dependencia del petróleo extranjero y seamos competitivos durante décadas, al tiempo que salvamos el planeta”, aseveró.
“No vamos a dejar pasar esta oportunidad”, manifestó Obama, que para ello se comprometió a colaborar con republicanos, demócratas, empresarios y personalidades como Gore: “Todo el mundo que tenga algo en juego en este asunto, y ésos somos todos”.
Gore, vicepresidente de Estados Unidos entre 1993 y 2001, fue derrotado por Bush en las elecciones de 2000, cuyo resultado final fue decidido por el Tribunal Supremo.
Desde entonces, el ex vicepresidente se ha convertido en un adalid de la lucha contra el cambio climático, lo que le permitió ganar el premio Nobel de la Paz en 2007 y un Oscar por el documental “An Inconvenient Truth” que protagonizó.
“Quiero poner en marcha medidas drásticas y atrevidas que hagan el futuro mejor para nuestros hijos”, dijo el presidente electo, quien agregó que se plantea hacerlo durante los próximos dos años.
Al comienzo de su comparecencia, Obama hizo también referencia al escándalo que ayer protagonizó la información en Estados Unidos, la detención del gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, acusado de corrupción por querer lucrar con la adjudicación del escaño en el Senado que ha dejado vacante el mandatario electo.
Obama se declaró “entristecido y apabullado” por las acusaciones contra Blagojevich y el jefe de Gabinete de éste, John Harris, y aseguró que no mantuvo “contactos con el gobernador ni con personal de su oficina, y tampoco era consciente de lo que pasaba”.
La ley estatal de Illinois deja en manos del gobernador el nombramiento de un sustituto en el caso de que uno de los dos senadores del estado renuncie al escaño antes de completar el mandato de seis años.
Obama indicó que no hará más comentarios acerca del gobernador, dado que el caso se encuentra bajo investigación.
Blagojevic quedó ayer en libertad bajo fianza, a la espera de juicio, tras pagar $4.500.
Ver comentarios