Nuevo jerarca del MOPT: “Tenemos que seguir trabajando con el Conavi”
Enviar

201602032039290.recuadro-10.gif
Lejos de desmantelarlo, el Consejo Nacional de Vialidad podría fortalecerse con el fin de concluir los proyectos viales que requiere el país. “Esa es su obligación”, dijo Carlos Villalta, nuevo ministro de Obras Públicas y Transportes.
El proyecto de ley que plantea convertir al Conavi en un instituto de infraestructura vial apenas se conocerá en la Asamblea Legislativa en los próximos días, y su discusión podría tomarse mucho tiempo.
La prioridad del nuevo Ministro es que los proyectos avancen con celeridad, y para ello requiere el apoyo de los funcionarios de esa entidad.
También se dará más poder a la unidad que ejecutará los proyectos del nuevo programa de infraestructura del Banco Interamericano de Desarrollo, con el fin de que se agilice la construcción de obras, agregó el nuevo Ministro en una entrevista con La República.


¿Se considera defensor del Conavi?
Tiene que haber un cierre de la institución, pero no porque no sea importante para el país, sino porque es una oportunidad para mejorar su gestión.
Constituir un instituto que sea autónomo, centralizado, con un régimen laboral diferente le trae ventajas al país y ventajas a los funcionarios que puedan pasar a esa institución.
Tiene sus fortalezas y debilidades, y mientras se da esa condición que no sabemos cuándo será, tenemos que seguir trabajando y sacar la tarea adelante, porque es una obligación.
Tengo la convicción de que el proyecto de ley le da un gran beneficio al país, es la cereza del pastel de lo que ocupaba desde su génesis. El hecho de hacerlo como un consejo y no como instituto autónomo fue un error de génesis.

¿Por qué insiste en el apoyo a su gestión de los funcionarios del Conavi?
Consideramos importante formar una institución autónoma, que tenga un régimen salarial diferente para tener gente bien pagada que sea competitiva y es un borrador de proyecto de ley, que tiene que sufrir una serie de ajustes.
Como sabemos que eso no será de inmediato, sino que demorará su tiempo, debemos seguir trabajando con el Conavi.
Desde luego que ocupo la colaboración de los actuales funcionarios del Conavi, muchos con la camiseta puesta, y la intención es motivarlos a que sigan adelante.

El proyecto propone crear una institución que funcione en paralelo mientras se cierra el Conavi. ¿Qué piensa de eso?
No debería haber transición, sino la creación de una nueva institución y el cierre de la otra. Lógicamente los empleados tienen que trasladarse de régimen laboral y estamos hablando de los mismos recursos, por lo que no podrían existir dos instituciones al mismo tiempo.
Tiene que habilitarse la nueva institución de manera legal y una vez que pueda iniciar su operación procederemos a hacer el traslado de proyectos y funciones.

Tiene experiencia en la dirección de proyectos. ¿Cuáles son las lecciones aprendidas que aplicará en su gestión?
Principalmente que deben hacerse consultas públicas de los proyectos antes de las licitaciones.
Tampoco cometeremos el error de licitar los proyectos por componentes, como sucedió en el caso de Cañas-Liberia, que se licitaron la carretera, los puentes y los intercambios por separado.
Haremos proyectos más pequeños, de 20 o 25 kilómetros, donde el contratista se hace cargo de todo.

El MOPT apuntó hacia muchas áreas y proyectos y casi no pudo avanzar. ¿Cuál será su prioridad?
Me concentraré en proyectos que están en cartera.
Se deben terminar el puente del río Virilla sobre la ruta 1, la intersección de Paso Ancho, Jardines del Recuerdo-Pozuelo, La Abundancia-Florencia y la radial a Ciudad Quesada. Tenemos que avanzar con la ruta 32, la vía a San Ramón, por lo menos para que estén en construcción cuando esta administración concluya.
También se licitará el resto de la Interamericana Norte, Playa Naranjo-Paquera y a darle un impulso a la carretera a Cartago.

Pero son muchos proyectos.
Sabemos que son muchos. Pero soy conocedor del estado en que se encuentran y sé que se puede hacer algo durante esta gestión a pesar de que quedan dos años.

¿Qué debe hacerse para mejorar el desempeño de las unidades ejecutoras?
Debe tener total independencia administrativa y técnica. Para el Programa de Infraestructura del Transporte, del segundo crédito del BID, vamos a tener una unidad ejecutora totalmente tercerizada con todas sus obligaciones administrativas técnicas y legales dentro de su composición.
Va a ser un nuevo modelo de ejecución de obras impulsado por el BID y por ahí anda la solución de la ejecución de los proyectos.

También el Juzgado Contencioso tiene centenares de expropiaciones pendientes y eso no permite su avance. ¿Cuál solución plantea a ese problema?
Rápidamente se debe hacer un diagnóstico de esto que me está mencionando y si hay que hacer un ajuste en alguna ley, pediremos la colaboración a los diputados para que la situación cambie.

¿Los empresarios pidieron reunirse con usted?
Vamos a reunirnos. Veo con muy buenos ojos la colaboración de la empresa privada. Igualmente la gestión público-privada es un instrumento fundamental para desarrollar obra, y estoy convencido de estas alianzas.

¿Fideicomiso o concesión?
Tanto fideicomisos como concesiones se pueden trabajar. Lo cierto es que el país no tiene capacidad de endeudarse para construir más obras viales y hay que buscar otras figuras que no sean préstamos para sacarlas adelante, y esas soluciones hay que considerarlas.

¿Cómo apoyará desde el Ministerio el tema del tren?
Quiero tener un acercamiento con el presidente de Incofer, con quien mantengo una excelente relación. Comprendo que es un proyecto país y en lo que pueda ayudaré a impulsarlo.

¿Cuál es su posición ante el tema de Uber?
Mi concepto es el mismo que ha manifestado el Presidente. Es un tema de legalidad, debemos velar por el cumplimiento de legalidad vigente. Mientras no exista una ley que posibilite brindar ese servicio tendremos que seguir combatiéndolo.



Ver comentarios