Nuevo negocio nace de receta familiar
En la foto Dora Villalobos Rodríguez, Cynthia Castro Villalobos, Francisco Castro Villalobos, Francisco Castro Madrigal y Adrián Montero Ulate, los socios de la empresa. Esteban Monge/La República
Enviar

Con el propósito de endulzar las actividades familiares, nace el rompope Don Darío, creado con una receta que ha pasado por cinco generaciones.

La idea surgió en 2012, cuando la familia de Cynthia Castro Villalobos, comenzó a vender la bebida por encargo.

El pequeño negocio hoy vende alrededor de 1.000 botellas al mes y en 2016 abrió su primer local.



“Lo que nos diferencia es que hacemos el rompope de manera artesanal como lo hacía nuestro bisabuelo. No utilizamos atajos en la receta, que no contiene fécula de maíz, la textura se logra a punta del movimiento de la cuchara, de mucha paciencia y mucho amor. Cada botella lleva más de 6 horas de trabajo y dedicación en la cocina”, dijo Castro.

El producto se comercializa a través de la página web www.rompopedondario.com.


Ver comentarios