Nuevo Agro Laura Bonilla “Necesitamos retomar la diversificación de productos”
Enviar

El sector agroexportador costarricense ha demostrado capacidad y excelencia para realizar esta labor.
Su dinamismo se refleja con satisfacción, en 2017 exportó $2.824 millones, esto representa un aumento del 4% comparado con 2016; además este sector está conformado por 651 empresas que comercializan 329 productos en 114 destinos.


Nuestro país, hasta la década de 1980, tenía un modelo exportador centrado únicamente en tres productos, café, cacao y banano.
Luego vino la exportación de productos no tradicionales, e incluso se desconoce que exportamos una amplia variedad de productos agrícolas no tradicionales.
Hoy día, representan un 26% de participación en las exportaciones costarricenses, esto demuestra que el sector agrícola se mantiene como uno de los principales motores de la economía del país.
Este sector es un importante dinamizador del empleo en las zonas rurales aportando de esa manera al crecimiento socioeconómico de estas localidades; adicionalmente es un importante generador de encadenamientos (cajas, fertilizantes, maquinaria, transportes).

¿Se ha estancado el agro nacional como sector productivo, le falta innovación, apoyo gubernamental?

En el pasado, el sector agro logró la diversificación de productos, pero no continuamos con esta tarea; necesitamos retomarlo y ejecutar la reactivación del modelo de productos no tradicionales, porque el sector debe innovar y generar nuevos productos, pero se necesita se apoyo estatal.
Consideramos que esta es una de las tareas del actual jerarca del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), ya que desde Cadexco hemos identificado una gran variedad de productos con potencial exportable, como el pejibaye, la okra, frutas exóticas como el cas, así como el camote.
Otra tarea pendiente que ha contribuido con el estancamiento del agro es el fortalecimiento de los subproductos.
En el país tenemos una tarea pendiente que puede agilizarse con la labor del MAG, por ejemplo, elaboración de productos con base en cáscaras, abonos orgánicos, electricidad, alimento para ganado.
Debemos mencionar que en el agro hay dos grupos de productos, aquellos que son considerados “ganadores”, que han logrado conseguir un mercado que los demande y que a su vez les permite tener una producción eficiente.
Por otro lado, están los productos que les ha faltado impulso, porque no han sentido presión en el pulso del mercado y esto no les exige una producción más eficiente, y ahí es donde necesitamos mayores esfuerzos.
Lamentablemente, el potencial de muchos productos agrícolas del país no han sido explotados porque, a lo largo del tiempo, el MAG se ha encargado básicamente en fiscalizar los lineamientos y no ha promovido nuevas alternativas o tendencias de consumo, además tampoco ha efectuado investigaciones, mejoramiento de semillas, no se ha realizado el registro de nuevas moléculas de agroquímicos; ni ha promovido la innovación y tecnología para el sector, es decir, actualmente es un ente reactivo y fiscalizador de la legislación.

¿Hacia dónde debería enfocarse el agro nacional, cuáles productos o innovaciones tienen potencial, a cuáles se les debe añadir valor agregado?

La producción agrícola debe enfocarse en la productividad, la mejora de la eficiencia y la generación de valor agregado.
Es necesario promover mayor producción por hectárea, industrializar la producción, invertir en maquinaria y equipo, así como aprovechamiento de tecnología.
Por los altos costos de producción en el país, el modelo agrícola debería otorgarles valor agregado a productos potenciales.
Costa Rica tiene un importante potencial; en la Zona Norte, por ejemplo, implementan labores en este campo, al exportar vegetales y fruta congelada, patacones, chips, jugos y purés, entre otros.
Hay que aprovechar también el potencial que tienen el pejibaye, el camote o los productos “superfoods” (pipa, caña de azúcar, cúrcuma, moringa, jengibre, y hierbabuena, entre otras).

¿Qué impulso hace falta desde lo gubernamental?

Es apremiante que las autoridades del Gobierno apliquen políticas desarrolladas para el agro, también una banca para el desarrollo especializada en reconversión productiva por medio de créditos para la producción nacional que le permita ser más eficiente por medio de equipo tecnológico especializado; esto permitirá a los agricultores mejorar su rendimiento.
Asimismo requerimos que el sistema actual de la banca estatal sea más activo y dinámico en favor del sector agrícola y los pequeños agricultores.
Abogamos por implementar una estrategia país e interinstitucional que fortalezca la producción, certificación, comercialización e internacionalización de productos orgánicos de exportación, ante el aumento del consumo de estos alimentos en los mercados internacionales.
Por otra parte, necesitamos un MAG más fortalecido y alineado con las necesidades del sector agroexportador, donde se establezca un registro de semillas, moléculas y agroquímicos, ya que actualmente utilizamos productos obsoletos más contaminantes a pesar de los avances internacionales en este campo. Además requerimos centros de investigación y desarrollo en entes públicos, ya que solo están disponibles en el sector privado.

Desde lo privado, ¿qué hace falta para una mayor inversión?

Es urgente pensar en un cambio de modelo, no podemos continuar exportando el producto primario, debemos apostar por incluir valor agregado en todos los productos. También nuestro sector tiene el reto de trabajar en la implementación de certificaciones y normas de calidad para conseguir una mayor apertura a mercados exigentes como los europeos.
El sector también debe fortalecer los esfuerzos conjuntos con Procomer, de manera que se identifique desde inteligencia comercial qué otros productos tienen potencial en mercados internacionales, con el objetivo de que el sector exportador pueda aprovechar estos espacios y retomar las exitosas estrategias de diversificación que han generado crecimiento a este sector a lo largo de los años.

¿Hace falta un plan país respecto a lo privado, con mejores usos de recursos, tecnologías, sinergias para crear mejor un ecosistema?

Costa Rica no posee un plan de desarrollo para el sector agrícola. Es importante establecer una sincronía entre las instituciones y el sector productivo que se mantiene desacelerado.
Como representantes del sector exportador, consideramos urgente ejecutar un plan de desarrollo agrícola donde Procomer, Comex, MAG y el Minae trabajen articuladamente por la promoción del sector agrícola bajo un modelo de sostenibilidad.
Nos satisface comprobar que los productos agrícolas costarricenses son reconocidos en el mundo por su alta calidad, tal es el caso de la piña, el banano, el café y la yuca.
Somos reconocidos a nivel mundial por ofrecer productos de calidad y con cultura de certificaciones que demuestran nuestras buenas prácticas agrícolas.
Nuestro sector también se destaca por proteger al medioambiente, así como por respetar las garantías sociales.
Nos enorgullece que Costa Rica participe en las principales ferias internacionales exclusivas del sector agrícola como Fruitlogística (Europa y Asia), PMA, Fruit Attraction, IPM y Macfruit, por lo que todas las fortalezas del sector confirman la necesidad de implementar un plan de reactivación productiva que contribuya con el sector agrícola.


¿Quién es?

Laura Bonilla es empresaria y exportadora de varios productos agrícolas entre ellos chayotes

Ocupación Empresaria y presidente de Cadexco
Educación Licenciada en administración de empresas y técnica en comercio exterior
Trayectoria Hace 27 años fundó B&C Exportadores, dedicada a la siembra de chayote, malanga, ayote, yuca, pipa verde y jengibre.


Ver comentarios