Enviar
Novatos triunfaron en el Festival de Coreógrafos

Isaac Alemán y José Raúl Martínez, estudiantes del Conservatorio El Barco, ganador con su obra “Chocolate Puilett”

Carolina Barrantes
[email protected]

Luego de cuatro veladas en las que brilló al ritmo de algunas de las mejores interpretaciones de danza contemporánea, el XXI Festival Graciela Moreno señaló con vítores a sus ganadores.
El evento, organizado por el Teatro Nacional, se llevó a cabo del 4 al 7 de este mes, y otorgó cuatro premios por $3 mil en total, en vez de un solo reconocimiento de menor cuantía como en sus ediciones anteriores.
Así, el primer lugar lo obtuvo la obra “Chocolate Puilett” de los coreógrafos Isaac Alemán y José Raúl Martínez, estudiantes del Conservatorio El Barco, quienes se hicieron merecedores de $1.000.
La obra expone temas como el individualismo en la sociedad y el menosprecio hacia las personas que tienen menos recursos económicos, así como la globalización y las consecuencias que ha causado.
La puesta mereció el reconocimiento porque sus creadores tuvieron “la capacidad de transmitir la manera de generar el movimiento a los bailarines, y crear un trabajo de unidad y sinergia”, según detalla el acta del jurado.
Para los coreógrafos el premio es de “gran valor”, ya que es un homenaje a toda la comunidad artística del país, que se esfuerza “por entretener o transmitir mensajes profundos con su talento”, afirmó Martínez.
El segundo lugar lo obtuvo Antonio Corrales con su coreografía “Exit”, por la que además recibió $500 y una mención de honor.
El nacional creó “una buena propuesta escénica” que “comienza de una forma muy interesante”, explicaron los jueces en el resultado; sin embargo, en la segunda parte la obra “no logra conectarse”, añadieron.
Por su parte, el premio especial de $1.000 para que un coreógrafo lo aplique en música original para la edición del festival en 2009, lo alcanzó Luis Angel Piedra creador de la obra “Pulsión”.
Los jueces consideraron que la pieza “tiene una buena estructura coreográfica y utiliza de forma coherente la música”, en su declaratoria final.
Por último, el reconocimiento que otorga el público y que asciende a $500, lo alcanzó Rogelio López con su propuesta “Imaginando a María Cristina”.
En esta ocasión, el festival contó con la asistencia de 12 coreografías y estuvo abierto por primera vez a la participación de exponentes del resto de Centroamérica y el Caribe.
En esta ocasión, el jurado internacional estuvo integrado por el mexicano Cuauhtémoc Nájera Ruiz, titular de la Dirección de Danza de la Universidad Nacional Autónoma de México, y la francesa Pascale Henrot, directora del Teatro de la Ciudad Internacional de París.
Asimismo, Lúcia Matos, directora de la Fundación Cultural del Estado de Bahia en danza.
Ver comentarios