Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Noticias

Marcello Pignataro [email protected] | Martes 20 noviembre, 2007


Noticias

Marcello Pignataro

La semana pasada fuimos informados de que 60 ingenieros costarricenses habían participado, exitosamente, en el diseño, creación y producción del procesador Penryn de Intel. El más rápido, poderoso y eficiente concebido hasta el momento.
La empresa Align Technology, según nos informó LA REPUBLICA la semana pasada, inició operaciones con 72 empleados y hoy ya cuenta con 625 personas en su planilla. Un crecimiento superior al 700%.
Esta empresa, cuyo único centro de diseño se encuentra en nuestro país, ocupó la posición 23 del Technology Fast Programs, que agrupa a las firmas de tecnología en telecomunicaciones e investigación con mayor crecimiento.
Costa Rica se ubica en la posición 37 en el Indice de Competitividad Global, entre 131 países.
No solo somos un destino turístico (ocupamos el noveno lugar en la preferencia de los londinenses como lugar perfecto para vivir, inclusive, según encuesta de la firma Future Brand), sino que ya nos estamos convirtiendo en un destino tecnológico. Una especie de sucursal del famoso Silicon Valley.
Cada día confirmamos más y más que contamos con un excelente recurso humano, altamente preparado, capaz y educado. La piedra en el zapato es el dominio del inglés, que ha obligado a empresas como Hewlett Packard a iniciar operaciones en la vecina Panamá, ante la imposibilidad de conseguir mano de obra calificada y adecuada que domine el segundo idioma más hablado en el mundo.
El nivel de inglés de la mayoría de escuelas y colegios —públicos y privados que no sean bilingües— es sencillamente decepcionante. No se escapan de esta calificación algunos centros privados de enseñanza del inglés. Conozco graduados de varios de ellos y, honestamente, me parece que desperdiciaron su dinero.
Pero dejemos de lado la parte negativa de la noticia y concentrémonos en lo bueno. Costa Rica escala en sus índices de competitividad y actualmente contamos con más de 150 empresas tecnológicas instaladas en el país que generan empleo para cerca de 40 mil personas. La inversión directa en este campo, solo para el último año, fue de US$1.469 millones.
Muy a pesar de algunas personas que consideran que el país está preparando a nuestros jóvenes para ser empleados de trasnacionales y no para ser empresarios, la oportunidad que estamos viviendo no la podemos dejar pasar.
Noticias como estas me hacen pensar en que, después de todo, sí estamos haciendo las cosas bien en nuestro país.


[email protected]