Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 14 Junio, 2012


¿Qué nos deja de positivo el par de encuentros de la Selección Nacional en la eliminatoria?
Un fanático respondería que la condición de invictos y dos resultados que nos dieron el segundo lugar de la clasificación, posición con la que se pasa a la siguiente fase.
Así de fácil. Cero análisis.
Pensamiento de fanático.
Un análisis más serio debe remitirse a que ese empate frente a El Salvador puede costar muy caro al final de la jornada y que el triunfo en Guyana, valioso, hay que enmarcarlo y darle la gusta dimensión, que debe pasar obligatoriamente por la mediocridad y poco nivel del adversario.
Los cómodos goles de Saborío y los fáciles servicios de Oviedo y Campbell no serán moneda corriente en lo que resta del evento.
No queremos restarle méritos a esta victoria; ayer lo dijimos en esta Nota.
Me encanta y llena de regocijo cada vez que la Selección Nacional se aprovecha de la modestia del contrario de turno y lo aplasta; este hecho no es muy frecuente en el fútbol costarricense, de manera que bienvenida la goleada.
Sin embargo, hay que poner los pies en la tierra y no dejarse llevar por un triunfo que se logró caminando ante un rival inoperante, ingenuo, que incluso jugó en su patio a un nivel muy inferior al que enseñó en su primer partido ante México.
El 4-0 reconforta y da paz.
Cuando se acerque la fecha del tercer juego contra México en el Estadio Nacional el 7 de setiembre, en nuestro territorio habrá un entorno más favorable y optimista, impensable si se hubiera empatado o perdido en Guyana.
Esto es favorable.
Lo otro que dejó el arranque de la eliminatoria es el magnífico trabajo de un grupo de jugadores, no muchos que se consolidaron en la formación de Jorge Luis Pinto y pueden resultar vitales en la ruta que sigue.
Cuatro seleccionados jugaron a muy buen nivel: Bryan Oviedo, Michael Barrantes, Joel Campbell y Alvaro Saborío.
Hubo tres que cumplieron y no desentonaron: Keylor Navas, Roy Miller y Oscar Rojas.
De los titulares en los dos partidos, José Salvatierra tiene que mejorar y mucho; se vio nervioso, piernas de gelatina y fatal en el servicio.
Jugaron bien ante rival cómodo: Giancarlo González, José Cubero y Mauricio Castillo, las tres variantes del técnico en Guyana.
Cumplidor: Celso Borges.
Puntos bajos en la formación: Michael Umaña, Randall Azofeifa y Randall “Chiqui” Brenes.
No calificamos por sus pocos minutos de acción a Porfirio López y a Olman Vargas.

[email protected]