Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



ACCIÓN


"No quiero ir al mundial"

Cristian Williams [email protected] | Martes 16 junio, 2009



“No quiero ir al mundial”
Aunque ya regresó a los entrenamientos, Nery Brenes no se siente listo

Cristian Williams
[email protected]

Seis meses lesionado, todo este año de inactividad, canceladas las giras a Europa y Colombia, apenas una semana de entrenamiento, son solo algunas de las razones que hacen que Nery Brenes, el mejor atleta del país, esté considerando la posibilidad de no ir al campeonato mundial de atletismo.
Cuando todos apuntaban a un gran año, mejor que 2008, con objetivos claros y una proyección internacional muy grande, apareció la lesión. Una inflamación en los meniscos que le generaba un dolor insoportable cuando corría.
Vino la recuperación, una recaída, de nuevo a los entrenamientos, de nuevo la lesión y la semana pasada, tras mucha terapia y sobre todo paciencia, regresó a la pista.
En el horizonte, muy cercano por cierto, está el Mundial de Berlín en agosto. Su espíritu ganador por excelencia, de esos que no digieren una derrota, lo hace dudar de su participación, aunque reconoce que la última palabra no la da él.
“Yo no quiero ir al mundial, honestamente no quiero ir, porque a mí no me gusta hacer el papelón como decimos los ticos. Las condiciones no están dadas. Siempre he sido honesto con lo que hago y si fuera por mí no quiero ir, no quiero ir a pasear, no quiero que se gaste un tiquete en vano, prefiero que vaya otra persona, yo no quiero ir”, dijo Brenes Cárdenas.
Esa honestidad, muy característica en Nery, aunado a una gran vergüenza deportiva, lo hacen entrenarse “hasta sentir dolor” cada día en la pista de la Universidad de Costa Rica.
“Yo tengo mucho orgullo y no puedo dejar que alguien me dé una paliza estando yo en desventaja, por eso no quiero ir, me gusta competir en igualdad de condiciones”, amplió Nery, principal carta de triunfo del atletismo nacional.
Pero, para lograr cancelar su presencia debe convencer a su entrenador, Walter Salazar, en primera instancia y luego a los miembros de la Federación de atletismo, que preside Roberto Verdesia.
“La verdad es que todo puede pasar, si Dios quiere que esté allí lo haremos, tal vez esté en buena forma y como siempre, si debo ir, daré todo de mi”, amplió el velocista.
Los objetivos han cambiado por las lesiones, a inicios de año, con un plan bien establecido, la meta única de Brenes era llegar a Berlín y ubicarse, como mínimo entre los ocho primeros, hoy la historia es otra.
“No bajo los brazos, la lesión llegó en el momento idóneo, no fue en las olimpiadas y seguiré preparándome, porque yo quiero ser el mejor del mundo y no me voy a rendir hasta lograrlo”, señaló con mucho convencimiento.
La pista de nuevo es su compañera cada mañana, cada día se siente mejor y confía que pronto, tal vez muy pronto, pueda recuperar la velocidad que cautivó a Costa Rica y volver a dar victorias.