Nicaragua asegura que canal será “complementario” al de Panamá
Nicaragua se encuentra optimista con el proyecto, que generará 50 mil empleos en la construcción y más de 400 mil puestos de trabajo en explotación, zona libre comercio y centros turísticos, según estimaciones. Shutterstock/La República
Enviar

Nicaragua asegura que canal será “complementario” al de Panamá

El Canal de Nicaragua "es un proyecto nacional con inversión extranjera" que pretende complementar al de Panamá, afirmó ayer Telémaco Talavera, asesor presidencial Gobierno de Nicaragua para ese tema.
Talavera presentó ayer en la Casa de América de Madrid el proyecto de construcción de un canal interoceánico en el país, que tendrá 278 kilómetros de extensión, de 230 a 520 metros de ancho y 30 metros de profundidad y será construido en la parte sur de Nicaragua.
Con un coste estimado en $50 mil millones, la concesión para la construcción fue otorgada en junio de 2013 al grupo chino HKND y el final de las obras debería ser en 2019.
"El canal de Panamá, cien años después de su apertura, está más vivo que nunca", declaró Talavera, que quiere trasladar este mismo espíritu sobre la construcción en Nicaragua y además añadió que se trata de "una aspiración de toda la vida" de los nicaragüenses.
La economía del país centroamericano que actualmente está en el 5% ("sostenido, pero necesitamos crecer más", expresó), aumentará hasta un 10,8% en 2015 y hasta 15% en 2016 por el efecto de esa infraestructura, según el asesor.
Telémaco Talavera anunció que el Canal de Nicaragua tendrá la capacidad de "recibir buques de mayor tamaño que los que pasan por Panamá".
Sobre la cercanía con la obra panameña el asesor afirmó que el nicaragüense será un canal "complementario" y explicó que trabajan mano a mano con sus vecinos "porque si la región se desarrolla, gana Panamá y gana Nicaragua".
El representante se muestra optimista con el proyecto, que generará "50 mil empleos solo en la construcción del canal, más 200 mil puestos de trabajo en la explotación, 113 mil empleos en la zona de libre comercio y 3 mil en los centros turísticos", según estimaciones.
Movimientos ecologistas y los pueblos afectados por las expropiaciones para esta construcción se oponen a la obra y en el encuentro en Madrid, Talavera recibió un documento entregado por una activista de la organización Nicaragua sin Heridas, que recoge firmas en contra del canal.
La activista Alejandra Espinoza declaró que "el impacto que va a tener la construcción del canal va a ser irreversible", denunció que la construcción vaya a iniciarse sin estudios aprobados sobre el impacto medioambiental y advirtió que la obra pone en riesgo "a toda la población del país", especialmente a los pueblos indígenas.
Por su parte, Telémaco Talavera aseguró que la ruta del canal ha sido escogida "con el menor impacto ambiental y social posible".
Talavera agregó que "la posibilidad de que haya un derrame de petróleo es remota".
Nicaragua está presente en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), de gran importancia en el sector, y desde su stand promueven "el turismo de playa, el surf, la riqueza arqueológica y sobre todo un turismo que genere recursos a la comunidad con un enfoque hacia lo sostenible", concluyó Telémaco Talavera.

Madrid/EFE

Ver comentarios