Netflix convierte incentivos en sueldo por plan fiscal de EE.UU.
Enviar

Los principales ejecutivos de Netflix recibirán ahora la totalidad de su compensación, sin importar el desempeño de la empresa, gracias al plan tributario de los republicanos.



El proveedor de servicios de videos por Internet está eliminando sus bonificaciones en efectivo y en su lugar garantizará el pago a los principales ejecutivos sumándolos a sus salarios.

La reforma tributaria aprobada recientemente elimina la capacidad de las empresas a deducir las bonificaciones ligadas al rendimiento de los directores que ganan más de $1 millón, así que Netflix decidió agregar todos los pagos a los salarios de sus ejecutivos.


El próximo año el jefe de contenido, Ted Sarandos, recibirá un salario de $12 millones, cifra que supera lo recibido por sueldo y bonificaciones en efectivo total en 2017.

Greg Peters, quien ascendió el año pasado a jefe de producción, recibirá un salario de $6 millones.

El equipo de dirección de Netflix aún obtiene la mayor parte de su pago a través de incentivos vinculados a acciones de la empresa.

El máximo responsable de la firma, Reed Hastings, el jefe financiero, David Wells, y Sarandos recibirán un aumento medio de alrededor del 31% en el valor de sus acciones para 2018; mientras que el de Peters será más del 100%.

Las acciones de Netflix subieron 56% en 2017.


Ver comentarios