Netflix se apodera de Hollywood conforme crea su propio imperio
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

Tara Flynn, una estrella en ascenso de un show en desarrollo en el estudio de TV Fox 21, entró a la oficina de su jefe en agosto para anunciar que dejaba la producción para trabajar en Netflix.

Su jefe dijo que estaba bajo contrato, Flynn respondió que no estaba pidiendo autorización, según personas con conocimiento de la conversación. Tenía poco que perder. Netflix dijo que su contrato no tenía validez jurídica en California y se comprometió a cubrir los gastos legales, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas discutiendo información privada.

La partida de Flynn es solo uno de los ejemplos más recientes de las agresivas contrataciones de Netflix mientras construye su propio imperio. En 2017, la empresa planea lanzar 1.000 horas de video original, frente a las 600 de este año, y está contratando docenas de nuevos empleados para que la ayuden a encontrar, producir y promocionar series de televisión y películas. Esa ambición está sacando ronchas en Hollywood, un lugar donde los celos profesionales y los grandes egos son la norma.

Planes futuros

El próximo año, Netflix tiene previsto invertir US$6.000 millones en programación, un 20% más que en 2016. Gran parte de esa cifra se destinará a series y películas producidas por compañías de medios rivales, pero Netflix se dedicará cada vez más a producir series originales. El año pasado, el número de empleados prácticamente se duplicó a 3.700, y ahora la compañía tiene 36 vacantes en el área de marketing y 24 en el área de relaciones públicas, casi todas ligadas a producciones originales.

La empresa está a punto de trasladarse a una nueva y elegante torre de oficinas ubicada en el corazón de Hollywood. La nueva instalación se convertirá en uno de los centros de programación original de la compañía. El nuevo edificio de 30 mil metros cuadrados, que incluye tanto escenarios como oficinas de producción, se fue el mayor contrato de arrendamiento en la historia de Hollywood, cuando Netflix lo firmó el año pasado.

Producciones, derechos y demanda

Al producir las series de principio a fin, Netflix controla los derechos globales, algo esencial, ya que la compañía está tratando de ofrecer una parrilla similar de series y películas en todo el mundo. Empresas como Amazon.com han dado un paso al frente para competir contra Netflix por esos derechos.

“Mientras más tienen, más controlan, por lo tanto la flexibilidad para ofrecer series alrededor del mundo es mayor”, dijo Joe Dennison, un gestor de cartera asociado de Zevenbergen Capital Management. “Es una inversión inteligente por adelantado, ya que el retorno se demora en llegar”.

La compañía matriz de FX, 21st Century Fox, llevó sus quejas un paso más allá, y el mes pasado demandó a Netflix por presuntamente alentar a Flynn y a los ejecutivos de marketing de una producción a violar sus contratos. “Netflix está desafiando y desobedeciendo la ley al solicitar e inducir a los empleados a violar sus contratos”, dijo la compañía de medios en su declaración. “Tenemos la intención de buscar todos los recursos disponibles para hacer valer nuestros derechos y para que Netflix se haga responsable de su conducta ilícita”. Netflix declinó hacer comentarios sobre la demanda.

Ver comentarios