Logo La República

Lunes, 1 de marzo de 2021



ÚLTIMA HORA


“Negociación con el FMI fue pendiente del 2020 y es crucial para el 2021”: Grupo Financiero Improsa

Ronny Gudiño [email protected] | Sábado 16 enero, 2021 12:15 pm

Persona dando dinero a otro
Imagen con fines ilustrativos. Archivo/La República


Bajo el calificativo de cruciales se categorizan las negociaciones del gobierno de Carlos Alvarado con el FMI por un eventual empréstito, en consideración del Grupo Financiero Improsa, entre sus proyecciones para este año en curso.

No solo esto acapararía la atención en el primer trimestre, sino que, de lograrse un acuerdo (que podría darse en menos de tres meses) esto tendría efectos más que positivos para el país.

“Costa Rica inicia con tareas pendientes del año 2020 en el ámbito económico para lograr una verdadera reactivación, con un pendiente enorme en el ámbito de la Ley de Empleo Público y reformas al Estado y con una negociación crucial con el Fondo Monetario Internacional que promete acaparar las noticias económicas del primer trimestre y ser fuente de volatilidad cuando se perciban puntos de impase”, dicen los especialistas de Improsa.

Lea más: Gobierno presenta medidas para reducir gasto público en los próximos cinco años

Contemplan que prometería acelerar la reducción de tasas que se pagan y que, de todas formas, ya está en proceso no sólo en el país, sino en todo el contexto de economías emergentes latinoamericanas.

Una forma de entenderlo es mediante el caso opuesto, si no se da el acuerdo, puesto que el financiamiento de ticos se encarecería entre más tarden los ajustes fiscales que se darían con la negociación con el FMI, había mencionado Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central a LA REPÚBLICA en su momento.

Lea más: Dudas enmarcan inicio de negociaciones con el FMI

“El retraso en el alcance de un acuerdo de ajuste fiscal, que en el mediano plazo estabilice la razón de deuda interna/PIB, podría resultar en un aumento gradual en las tasas de interés internas, como consecuencia de la mayor percepción de riesgo por parte de los acreedores actuales y potenciales. Ello encarecería el financiamiento no solo para el Gobierno, sino para todos los costarricenses”, dijo Cubero.

Otra ventaja a la que apuntan es que reduciría enormemente las presiones de captación en el mercado local al Gobierno y permitiría acelerar la recuperación si se convierte en costos más bajos para el crédito.

Esto porque cabe recordar que para el 2021 se daría una necesidad de financiamiento de un 15,1% del PIB, y de eso, un 9,7% provendría de la deuda.

Ya que, es sabido que la deuda interna le es más costosa a Costa Rica, al tratarse de tasas más altas y vencimientos más próximos; sin embargo, el perfil de la deuda empeoró en términos de mayor monto, costos y plazos más cortos.

Los plazos al vencimiento de la deuda interna suben de forma relevante a menos de un año, mientras que la estructura al vencimiento de la deuda externa aumenta en el plazo de uno a cinco años, aunque el ideal es lograr plazos mayores a los cinco años.


NOTAS RELACIONADAS


Mujer delante de bandera del FMI

Si se cae opción del FMI no habría plan B

Miércoles 13 enero, 2021

Créditos pagarían intereses más altos y tipo de cambio se dispararía






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.