Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



NACIONALES


Nebulosa rodea plan de pensiones del Magisterio Nacional

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 21 junio, 2017

“Hemos pedido a la Supen un estudio para determinar cuánto le costaría este traslado de docentes que hoy cotizan para la Caja, al sistema del Magisterio Nacional”, dijo Luis Vásquez, diputado del PUSC. Esteban Monge/La República


El traslado de varios miles de educadores del régimen de pensiones de la Caja de Seguro Social, al sistema jubilatorio del Magisterio Nacional, está en medio de una espesa nebulosa.

Antonio Álvarez, candidato de Liberación Nacional y su contraparte Rodolfo Piza de la Unidad Social Cristiana, pidieron a sus diputados posponer la votación del proyecto en segundo debate, la cual está fijada para hoy en horas de la noche. 

Lea más: Pensiones de maestros pondrían a Solís entre la espada y la pared

No obstante, ni los legisladores rojiazules ni los liberacionistas —que dieron su aval en primer debate—, se comprometen a no hacerlo, aunque tampoco le zafan la tabla al proyecto.

Esto, sin importar que el Ministerio de Hacienda insiste en un costo anual de unos ¢30 mil millones para el erario en caso de aprobarse el proyecto, además de la pérdida de unos ¢52 mil millones para el régimen del IVM.

En todo caso, es probable que el conocimiento del plan se posponga, ya que tanto el PLN como el PUSC estudian el impacto que tendría el proyecto.

Esto, porque la Junta de Pensiones del Magisterio Nacional (Jupema) rechaza los datos de Hacienda y estima el gasto en el presupuesto de unos ¢1 mil millones anuales. 

Lea más: Confite del PLN, PUSC y FA a educadores afectará a la Caja

Por otra parte, el gremio de educadores destaca el pago de un peaje al Ministerio de Hacienda, por parte de los eventuales beneficiados.

De esta forma, los 6 mil docentes que aprovecharían el plan según el Gobierno, se reducirían a tan solo mil personas.

“Hemos tomado la decisión de pedirle a la Superintendencia de Pensiones que haga un estudio para determinar el impacto real del proyecto. Si esto no lo tenemos a mano y se fuerza a la votación, el PUSC estaría votando en contra posiblemente”, dijo Luis Vásquez, legislador socialcristiano.

En el caso de la bancada de Liberación Nacional, no existe línea de fracción.

Sin embargo, el llamado de Antonio Álvarez, candidato del PLN, para revisar los números reales del plan, enfrió el ímpetu de los liberacionistas favorables al plan.

Mientras tanto, otro grupo de legisladores entre los que se encuentran algunos del PAC, y del Movimiento Libertario, ya preparan una consulta a la Sala IV para evitar la votación del proyecto.

“Esta iniciativa es terrible para las finanzas, además de darle un zarpazo a la Caja de unos ¢52 mil millones. Tengo preparada una moción para frenar la votación en segundo debate, por medio de una moción de avocación, que devolvería la iniciativa al Plenario; asimismo, tenemos preparada una consulta facultativa a la Sala IV con otros compañeros”, aseveró Guevara.

 

 

 

NOTAS RELACIONADAS