NBA apenas se acomoda .
La llegada de Dwight Howard a los Rockets arrancó bien, en la acción anota en el juego en que su equipo venció al Jazz de Utah. Melissa Majchrzak-AFP/La República
Enviar

NBA apenas se acomoda

Caras nuevas se asoman como primeros líderes divisionales

Tras la primera semana de actividad en la NBA, al alba el mejor baloncesto ya arroja algunos puntos que podrían tomarse el cuenta. La juventud y la sangre nueva lucen como un protagonistas de primer orden este año, siguiendo la tendencia con la que se cerró la temporada anterior, basta ver el arranque para presentirlo.
Si bien es cierto es muy temprano para sacar conclusiones o tendencias reales en cualquier división o conferencia más allá de los pronósticos de inicio de temporada, llaman la atención los arranques de Filadelfia, Houston y en menor medida por su accionar reciente el de Indiana, todos con cuenta de 3-0.
Los Sixers, aunque es un equipo que se encuentra en reconstrucción, que la temporada anterior no entró al play-off y sumó un récord negativo de 34 ganes y 48 derrotas compartiendo el sótano de la División Atlántico en el Este, empezó dando buenos golpes ante pesos pesados de la conferencia como Miami y Chicago.
Un tercer año en el máximo nivel de su estrella Paul George le valen a los Pacers para soñar, en su caso su triplete de triunfos hace pensar que puede sostenerse a lo largo del año y regresar a las instancias decisivas como el año pasado. Roy Hibbert sería ese socio que ocupa George. Magic, los nuevos Pelicans y Cavaliers han sido sus víctimas.
En el Oeste, la llegada de Dwight Howard a los Rockets de Houston ha sido sentida en el arranque positivo del quinteto, el apoyo que cuenta junto a James Harden líder ofensivo del equipo y el jugador de origen chino Jeremy Lin. Han aprovechado un calendario accesible para dar cuenta de rivales como Bobcats, Mavericks y Jazz.
Minnesota empezó con dos buenas victorias ante Orlando Magic y una con signos de exclamación ante el Thunder de Oklahoma City ( marca de 1-1), quien ha sido protagonista de la liga en los dos últimos años. Un arranque en plenitud de condiciones de fichas como el español Ricky Rubio, el veterano Juan José Barea y el ala pivot Kevin Love son la clave.
Los Timberwolves es un equipo que si logra mantener bien a sus figuras, alejadas de las lesiones, su lastre en anteriores épocas, puede lograr algo interesante.
Por su parte, los favoritos han tenido inicios irregulares en algunos casos, en el Este Bulls y Nets pudieron tener un mejor arranque con forja de 1-2. Los de Chicago mordieron el polvo en el debut ante Heat y ante Sixers y ganaron dramáticamente a los Knicks en el último momento gracias a un destello de su astro Derrick Rose.
Los de Nueva Jersey tienen como punto más destacado la victoria conseguida el viernes ante el tricampeón Miami también de forma dramática. El Heat por su lado está tablas con marca de 2-2.
Las previsiones para los Celtics no se equivocan y tras perder sus máximos referentes, quienes se marcharon a los Nets y a su técnico hoy en los Clippers, acumulan tres derrotas y son los peores en el Este.
Lakers es otro que cuenta con un 1-2, arrancó bien derrotando a sus vecinos Clippers, pero luego de eso cayó ante dos contendientes que lucen fuertes y para grandes cosas como los Warriors de Golden State y los Spurs de San Antonio, ambos con récord de 2-1.
El transitorio momento da para ver nuevas cosas y sensaciones, esperando a que los favoritos tomen su ritmo, pongan a tono a sus estrellas y se pongan a la cabeza de sus divisiones para ver ahora sí las peleas que se pronostican con el paso de los días en varios frentes.

Sergio Alvarado
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios