Municipalidades tendrían más autonomía para elaborar planes reguladores
“Dicha propuesta legislativa busca que las municipalidades sean las que logren, con mejor conocimiento de su realidad local, hacer los planes reguladores”, aseguró Natalia Díaz, legisladora del Movimiento Libertario. Gerson Vargas/La República.
Enviar

Con el propósito de que las municipalidades tengan más autonomía para realizar sus planes reguladores y eliminar el requisito de la aprobación por parte del INVU, Natalia Díaz, diputada y jefa de fracción del Movimiento Libertario, propuso un proyecto de ley (20390), que está siendo discutido por la Comisión de Gobierno.

La intención es que los municipios no tengan que contar con el visto bueno del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) para aprobar proyectos comerciales, residenciales, industriales y de protección ambiental. 

La potestad recaerá únicamente en un equipo técnico y profesional que trabaja en la oficina de planificación urbana dentro de las municipalidades, el cual debería aprobarlos siguiendo criterios lógicos, científicos y técnicos de construcción.

El proyecto de ley establece que los concejos son los que saben cuántos impuestos se recaudan por bienes inmuebles, pago de patentes, servicios de aseo, recolección de desechos, limpieza de calles y sitios públicos.

Además estos saben cómo se administran y cómo se dispone de los mismos, por este motivo deberían tener una mayor autonomía para determinar qué es lo que más le conviene al cantón y cuáles obras.

“Desde que se creó el INVU en la década de los 1950, se le han ido intensificando sus funciones, pero también se le han dado prerrogativas en cuanto a la planificación urbana, contando con numerosa legislación al respecto y respaldada con la Ley de Planificación Urbana y es así como se ha ido desconociendo el papel clave y propio de los concejos”, aseguró Díaz.

La iniciativa cuenta con el visto bueno de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) aunque requiere el aval del Consejo Directivo.

“Es hora de que las municipalidades tengan el derecho de tomar decisiones para la construcción y que no estén sujetas a lo que dice el Instituto. Se cuenta con personal profesional que puede llevar a cabo este proceso y que analizará si es viable o no que se ejecuten los proyectos”, aseguró Luis Eduardo Araya, asesor legal de la UNGL.

En tanto, las autoridades del INVU acotan que algunas municipalidades son desiguales y muchas veces no cuentan con una oficina de planificación urbana, lo que las dejaría en problemas.

“Además, tendría que modificarse la Ley Constitutiva del INVU y la Ley de Planificación Urbana para contar con la suficiente base para hacer dichos cambios”, aseguró Sonia Montero, presidenta del INVU.

Reacción de los diputados

Para algunos congresistas, el INVU no funciona y las municipalidades deberían contar con más autonomía.

Fabricio Alvarado
Diputado
PRN

La iniciativa coincide con el criterio de que el INVU no funciona. No aporta a las necesidades del país, en materia de vivienda y menos en urbanismo.
El asunto de fondo, no es si se da más o menos autonomía a los ayuntamientos, porque está claro que en materia de planificación local son las municipalidades, con la asesoría del Instituto como rector, las que definen los planes dentro de su circunscripción territorial, sino quitar la participación de esa institución en la planificación urbana.

William Alvarado

Diputado

PUSC

Estoy de acuerdo con el proyecto de ley y darles más potestad a las municipalidades en planificación urbana.
Al igual que otra iniciativa que pretende darles la facultad de verificar el pago de los impuestos y de patentes municipales para confirmar que las declaraciones que cancelan algunas empresas al Ministerio de Hacienda son montos reales.

Franklin Corella
Diputado
PAC


Toda política que lleve el tema de transferencias de funciones a los gobiernos locales va en la ruta correcta para su fortalecimiento, pero hay que tener claro que las 81 municipalidades no son iguales y no todos tienen la misma capacidad de gestión.
El proyecto va en la ruta correcta pero hay que discutir con los demás actores.
 

Ver comentarios