Enviar
Virar en U o irrespetar franja amarilla serían tipificadas como conducción temeraria
Multas de tránsito más severas vendrían en camino
Nuevo proyecto que gestionará la presidenta Chinchilla aumentaría algunas sanciones

Si usted es uno de los que esperan con ansias la reducción de las altas multas que se aplican actualmente por las infracciones a la normativa de tránsito, es mejor que no sueñe mucho con eso.
Más bien una nueva iniciativa busca todo lo contrario, pues no solo plantea mantener la mayoría de las multas tal y como están sino que además propone mano dura a otras irregularidades que cometen con frecuencia los conductores y que hoy tienen sanciones más leves.
Entre los temas que se mantendrán sin cambios destaca el permitir hasta 0,49 gramos de alcohol por litro de sangre como nivel máximo para los conductores, a pesar de que se habló de la posibilidad de llevarlos a 0,75 gramos.
Pero la nueva legislación va más allá y sugiere de una vez por todas implementar el sistema de puntos y además eleva a conducción temeraria algunas prácticas peligrosas que realizan los conductores como el viraje en U, el uso de vías ilegales y el irrespeto a la doble franja amarilla.
Estas tres infracciones se pretenden elevar a la condición de conducción temeraria, que será penada con cárcel y multas cercanas a los ¢300 mil en caso de que se cause daño a alguna persona.
La reforma a la Ley de Tránsito es promovida por Laura Chinchilla, presidente de la República.
La idea será presentada ante los diputados para su discusión en un plazo no mayor de un mes, anunció ayer Francisco Jiménez, ministro de Obras Públicas y Transportes en una comparecencia que cumplió en la Asamblea Legislativa.
Mientras el proyecto llega al Congreso para su conocimiento, los diputados continuarán con las comparecencias y la discusión de otros temas menores de la ley.
La nueva reforma a la Ley de Tránsito, tercera que se discute en menos de año y medio, servirá como texto de discusión base en el Congreso y a partir de él los diputados incluirán sus consideraciones.
“Lo que pretendemos es tomar la normativa vigente y mejorarla en varios aspectos, como la actualización del sistema de puntos. Por otra parte, considero que el monto actual de las sanciones es razonable y manejable, por lo que mantendremos la mayoría de las sanciones en la propuesta que presentaremos pronto”, expresó Jiménez.
De esta forma, el plazo concedido de dos meses a la Comisión de Tránsito, para que recomiende la aprobación o no del plan en discusión, podría ampliarse, ya que no es posible analizar un tema como este en tan poco tiempo, manifestaron Carlos Góngora, diputado del Movimiento Libertario, y su homólogo Víctor Emilio Granados, del Partido Accesibilidad sin Exclusión.
La aplicación de una normativa severa de tránsito y el respaldo de varias fracciones para revisar las sanciones actuales, hicieron que al menos el 80% de las multas confeccionadas hasta ahora, no haya sido cancelado.
“Existe una alta expectativa de la gente sobre este tema, pero nosotros queremos mantener las multas altas, porque han demostrado ser efectivas para reducir los accidentes en carretera”, concluyó César Quirós, director nacional de tránsito.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios