Mujeres tienen menor acceso a tecnología que hombres
Enviar

A pesar de que en el país existe una gran variedad de productos y servicios tecnológicos disponibles, los hombres tienen mayor acceso a las tecnologías más importantes en comparación con las mujeres.

En el uso de computadoras, smartphones, tabletas y acceso a Internet, herramientas que parecen tan cotidianas para trabajar, informarse y entretenerse, se mantiene una brecha considerable que beneficia a los hombres.

Si bien la diferencia de uso de tecnologías se ha reducido de 2010 a 2016 en algunas categorías, como en la de acceso a computadoras que pasó de 7,1 a 4,2 puntos porcentuales, el primer estudio de medición de brecha digital de género deja claro que la desigualdad en la materia continúa en cuanto al acceso a Internet fijo y smartphones.

Con la presentación de estos datos, el Viceministerio de Telecomunicaciones se propone tomar los resultados en cuenta para el desarrollo de futuras políticas públicas en la materia y la toma de decisiones de instituciones públicas y privadas.

Que aún exista una brecha se atribuye en gran parte a estereotipos culturales de género, que siguen relacionando a las mujeres con el cuido del núcleo familiar y menos con actividades profesionales.

En cuanto al uso de un teléfono celular, el porcentaje de acceso beneficia a los hombres.

De cada 100 mujeres jefas de hogar, 95 tienen un teléfono celular, mientras que en la misma cantidad de hogares donde los hombres son los responsables, 97 cuentan con un smartphone.

La misma situación se repite con la computadora y el servicio de Internet fijo. En la primera tecnología el 48% de los hombres usa una computadora y el 34% puede contratar el servicio de Internet, mientras que el 44% de las casas mantenidas por una mujer tiene una computadora y solo el 32% de ellas tiene Internet fijo.

En cuanto a la comparación por zona geográfica tanto en la zona rural como en la urbana las brechas en acceso a Internet fijo aumentaron 4,3 y 3,1 puntos porcentuales en beneficio de los hombres.

El incremento se basa en el hecho de que adquirir servicios fijos es más caro que los móviles, y que las mujeres ganan menos dinero en promedio que los hombres.

La diferencia también se ve marcada en el análisis de uso; de acuerdo con el estudio las mujeres que sí tienen acceso a las tecnologías e Internet aprovechan para hacer búsquedas relacionadas con salud y el cuido del núcleo familiar, mientras que los hombres con la descarga de software, gestión, creación y almacenamiento de documentos en línea.

En el país varias empresas del sector privado y grupos organizados mantienen proyectos para empoderar a las mujeres en el área e involucrarlas en carreras relacionadas, que según datos del Estado de la Nación sigue dominado por el género masculino.

El programa Tic-As es uno de los grupos desarrollados por la cooperativa Sulá Batsu que trabaja con mujeres jóvenes para fomentar el gusto por las tecnologías.

“Para desarrollar el liderazgo hay que trabajar con las niñas de las zonas, adolescentes de universidades guiadas por mujeres más grandes y con las empresas, nosotros trabajamos a través de hackatones y clubes de programación para fortalecer el área”, comentó Kemly Camacho, directora del proyecto. 


Ver comentarios