Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



GLOBAL


Muere Nelson Mandela

EFE | Viernes 06 diciembre, 2013

Nelson Mandela, un héroe que cambió la historia, partió en medio de una Sudáfrica marcada aún por diferencias. AFP/LA REPUBLICA


Muere Nelson Mandela 

El expresidente de Sudáfrica Nelson Mandela ha muerto a los 95 años de edad, anunció ayer el actual jefe de la nación, Jacob Zuma.
Según comunicó anoche en una alocución a través de la televisión y la radio públicas, Mandela falleció a las 20.50 horas del jueves en compañía de su familia.
"Ha muerto en paz, nuestra nación ha perdido al más grande de sus hijos y a un padre", informó Zuma a las 12.50 horas de ayer.
Tres horas antes del anuncio, los alrededores de la casa de Mandela se llenaron de ciudadanos y medios de comunicación que se anticiparon a la noticia.
"Nuestros pensamientos están con los millones de personas en todo el mundo que abrazaron como propio Madiba -tal y como se le conoce popularmente en Sudáfrica-", agregó Zuma.
"Sabíamos que este día llegaría , pero puede disminuir nuestro sentido de pérdida profunda y duradera", añadió.
Mandela fue ingresado en estado grave el 8 de junio por una recaída de una infección pulmonar, y su estado pasó a ser crítico el 23 de junio.
Pese a las mejoras comunicadas por la familia y la Presidencia desde entonces, el pronóstico del mandatario no mejoró.
Mandela se convirtió en 1994 en el primer presidente negro de la historia de Sudáfrica y lideró, junto a su antecesor en el cargo y último líder del "apartheid", Frederik De Klerk, una transición democrática que evitó una guerra civil entre blancos y negros en el país austral.
"Lo que hizo a Nelson Mandela grande fue precisamente lo que le hizo humano. Vimos en él lo que buscamos en nosotros mismos. Siempre te querremos Madiba. Que tu alma descanse en paz", se despidió el presidente de Sudáfrica.
Sin embargo,
Mandela deja una Sudáfrica marcada aún por las diferencias raciales y las desigualdades, pese a toda una vida de sacrificios para lograr una sociedad "igualitaria, no racial y no sexista".
El 10 de mayo de 1994, Mandela juró el cargo como primer presidente negro del país, tras las primeras elecciones libres de Sudáfrica.
El entonces líder del Congreso Nacional Africano (CNA) dio ese histórico paso tras una larga lucha contra el régimen de segregación racial del "apartheid", impuesto por la minoría blanca del país, que le recluyó durante 27 años en prisión.
El preso político más famoso del mundo, premio Nobel de la Paz en 1993 y símbolo de la lucha por los derechos humanos y la igualdad racial, pudo llevar a cabo una de las transiciones políticas más pacíficas de África, donde la revancha y las venganzas partidistas fueron sustituidas por la reconciliación y la convivencia.
Esos principios siguen inspirando la política del país, pero en la práctica Sudáfrica está lejos de haber superado décadas de discriminación racial, y el legado de Mandela pierde fuerza, desdibujado por el paso del tiempo, las desigualdades económicas y los mensajes populistas de los líderes actuales.

Johannesburgo/EFE