Muchas denuncias ambientales, poco personal
El planeta tiene el deber de proteger el medio ambiente y el Estado de dar las herramientas necesarias, indicó Yamileth Mata, presidenta del Tribunal Ambiental. Esteban Monge/La República
Enviar

Hay casi 200 expedientes que resolver por cada funcionario

Muchas denuncias ambientales, poco personal

Tala de árboles y contaminación del agua son las quejas más comunes

Incrementar el personal que da respuesta a las denuncias sería la solución para agilizar los procesos y sentencias de 3.500 expedientes abiertos en el Tribunal Ambiental Administrativo.
En promedio reciben más de 400 casos nuevos por año; las áreas de denuncia más comunes son la tala de árboles y la contaminación de fuentes de agua.
En los últimos años han aumentado las denuncias y se amplió el análisis de los delitos que recibe esta dependencia del Ministerio de Ambiente y Energía.
Tal es el caso de la protección de los árboles derribados con fines comerciales; en 2011 el Tribunal recibió 55 denuncias, este número se duplicó para el año siguiente con 114 casos.
Esto representó el 25% de los procesos de ese año.
Otro caso fueron las afectaciones al recurso hídrico, para las cuales en 2011 se tramitaron seis denuncias, y para el siguiente año crecieron a 26.
Los costarricenses llevan a instancias legales casos que hace diez años no eran de interés social, como la destrucción de los recursos hídricos, el suelo, los árboles, las especies y el aire.
Esta tendencia de conservación y preservación ha colapsado al Tribunal, el cual es el único que tiene la obligación por ley de sentenciar los delitos de este tipo, con sanciones administrativas.
Actualmente son 3.500 casos abiertos y en proceso que analizan, prueban y sentencian con una planilla de 18 personas en total, pese a que este Tribunal debe recibir casos de infracciones terrestre, marítima y aérea.
Esto equivale a decir que cada funcionario tiene a su cargo un promedio cercano a 200 casos.
El problema del personal destinado a este órgano estatal genera atraso en la resolución de los casos, muchos de los cuales requieren una respuesta inmediata para minimizar los daños al ambiente.
En 2010 inició una reducción en el recurso humano de este ente, el mayor golpe lo recibió con la destitución de cuatro funcionarios el año anterior tras la salida del viceministro de Aguas.
La demanda de los servicios requiere al menos duplicar la cantidad de personas que trabajan para este fin y lograr servicios eficientes, a criterio de Yamileth Mata, presidenta del Tribunal.
Pese a la solicitud por escrito al Ministerio de Ambiente y Energía sobre la urgencia de aumentar el personal, la solución parece que no llegará, pues René Castro, encargado de esta cartera, no cree necesario destinar más.
La afectación de áreas de protección, tala de árboles, humedales y aguas residuales es parte de las denuncias que más se presentan.

201308112208400.n55.jpg

Angie Calvo
[email protected]

Ver comentarios