Mubarak salió de la cárcel tras embrollo judicial
A las cuatro de la tarde, un helicóptero medicalizado despegó de la cárcel de Tora trasladando a Hosni Mubarak al hospital militar de Maadi. AFP/La República
Enviar

La liberación de Mubarak es "una victoria para la pobreza y el analfabetismo, y culmina la desviación de la revolución de su camino"


Mubarak salió de la cárcel tras embrollo judicial

El 13 de abril de 2011, Hosni Mubarak fue detenido por la policía, en lo que fue saludado como un triunfo de la revolución. Tras más de dos años de dédalo judicial, el antiguo "Faraón" salió ayer de la cárcel, ante la mirada incrédula de muchos egipcios.
A las cuatro de la tarde, un helicóptero medicalizado despegó de la cárcel de Tora, donde se hallaba recluso Mubarak, para llevarlo al hospital militar de Maadi, en el sur de El Cairo, donde aguardará bajo arresto domiciliario los juicios contra él por cuatro causas.
La orden definitiva para su salida la dio ayer la fiscalía, tras constatar que ya había expirado el plazo máximo para mantenerlo en prisión preventiva y que no tenía más acusaciones pendientes que pudieran prolongar ese confinamiento.
El próximo domingo, Mubarak está llamado a comparecer en la siguiente sesión del juicio que se sigue contra él por su implicación en la muerte de manifestantes durante la revolución de 2011.
Este proceso es una repetición del que ya se celebró contra él y su cúpula policial -en el que fue condenado a cadena perpetua-, que fue anulado por un tribunal de apelaciones el pasado enero.
Mubarak, de 85 años, ha pasado sus días desde su caída como "rais" entre la prisión y el hospital, pues no hay que olvidar que su detención en 2011 ya se produjo en un centro médico en la ciudad costera de Sharm el Sheij.
Ayer, el antiguo dictador, que tiene prohibido abandonar el país, volvió al mismo hospital donde ha sido ingresado en repetidas ocasiones a lo largo de su reclusión.
En el exterior de la penitenciaría, decenas de sus partidarios celebraron con júbilo la salida de Mubarak, que consideran una victoria y un preludio de futuras absoluciones judiciales.
Frente a este jolgorio, su puesta en libertad provisional -pese a seguir bajo arresto domiciliario- ha sido recibida con indignación por los grupos que fueron el germen de la Revolución del 25 de Enero de 2011.
El Movimiento 6 de Abril señaló en un comunicado que la liberación de Mubarak es "una victoria para la pobreza y el analfabetismo, y culmina la desviación de la revolución de su camino".
Por su lado, los Socialistas Revolucionarios convocaron protestas para hoy para pedir que Mubarak y los responsables del antiguo régimen "sean juzgados en tribunales revolucionarios".

El Cairo/EFE

Ver comentarios