Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



NACIONALES


Motos atrasan apertura del Seguro Obligatorio de Automóviles

Maria Siu [email protected] | Jueves 18 diciembre, 2014

Carlos Grangel, gerente general de Mapfre, afirmó que existe la posibilidad de que la aseguradora entre al negocio del Seguro Obligatorio de Automóviles. Archivo/La República


Empresas privadas quieren entrar al negocio

Motos atrasan apertura del Seguro Obligatorio de Automóviles

Consumidores podrían elegir entre más de un proveedor en 2015

La discusión sobre cómo funcionará la cobertura del Seguro Obligatorio de Automóviles para motos tiene frenada la apertura a empresas privadas.
Hoy el único proveedor es el INS. Se espera que para 2015 las personas puedan elegir entre una u otra aseguradora.
Este seguro es polémico porque representa el 20% del valor total del marchamo.

Entre las aseguradoras privadas existe un ambiente positivo para entrar en el negocio. Una de las empresas interesadas es Mapfre, según indicó Carlos Grangel, gerente general de la compañía.
Entretanto, la aseguradora Assa está pendiente de las condiciones en que se daría la apertura y de revisar a fondo el reglamento que está por publicarse.
“Sí existe interés de incursionar en estos ramos, pero más adelante. Queremos dar una solución integral a nuestros clientes corporativos ya que definitivamente estos seguros forman parte importante de su inversión como empresa tanto en coberturas patrimoniales y personales”, comentó Mauricio Granados, gerente comercial de Assa.
En este momento, el nuevo reglamento se sumerge en discusión técnica entre la Caja, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes y la Superintendencia General de Seguros (Sugese).
La Sugese sugiere que se empiece con monto de ¢3 millones en la cobertura para motos, que se ajustaría gradualmente con el tiempo.
Por otra parte, se debe tener claridad sobre la cobertura para que se ajuste a los índices de siniestralidad, según recomienda la Caja.
En 2012, los motociclistas lograron, tras una negociación con el Instituto Nacional de Seguros (INS), una tarifa razonable para ambos.
“Nosotros no nos metemos con la parte operativa del seguro o la fijación de tarifas, pero sí se debe tomar en consideración el impacto de las tarifas”, explicó Sebastián Urbina, viceministro de Transportes.
La tarifa para motos no se disparó este año debido a que aumentó la cantidad de vehículos, pero el número de accidentes va en aumento.
La cobertura máxima para motos es de ¢6 millones para el Seguro Obligatorio 2015. No obstante, se puede optar también por la opción de ¢3,5 millones.
“La experiencia del INS es que tenemos una cobertura diferenciada. No podemos obviar que, en un accidente de moto, el que lleva las de perder es el conductor o su acompañante, y las lesiones son muy caras de atender”, dijo Sidney Viales, de la Dirección de Seguros Solidarios del instituto.
El reglamento que dará paso a la apertura definirá los requisitos mínimos para que una empresa brinde el servicio y se prevé que esté listo para el primer trimestre del próximo año.
Otro de los puntos en que no existe un acuerdo es en quién diseñará la calcomanía, asumirá el costo y entregará el marchamo.
La tesis más aceptada es que se mantenga el diseño del Cosevi y que las aseguradoras asuman la producción.
No obstante, se debe establecer un plazo para que el Cosevi entregue a las aseguradoras los insumos, lo que no se ha definido. 

 

 

María Siu Lanzas
[email protected]