Enviar
Banca nacional y pública fue también afectada por desaceleración de la economía mundial
Morosidad frena promoción de crédito
Sector productivo demandó menos dinero porque decidió invertir menos
La crisis financiera sigue dejando rastros, y eso se evidencia en el aumento de la morosidad y en la caída de la demanda de crédito en la mayoría de los bancos de nuestro país.
La inactividad fue una de las características del comportamiento de la banca en el transcurso de 2010. Igual que la cautela ante el riesgo por el incremento en la morosidad.
Los datos de la Superintendencia General de Entidades Financieras reflejan que es notable la baja actividad bancaria si los comparamos con los de 2008.
En 2010 los deudores no fueron muy cumplidos con la cancelación de sus obligaciones al término de 90 días.
En promedio, la morosidad en la mayoría de los bancos fue mayor a la registrada en 2008.
Funcionarios de la banca explicaron el hecho en varios factores. Entre ellos la desaceleración de la economía, que afectó a sectores como el de la construcción, y también el aumento del desempleo que impidió a las personas cumplir con las obligaciones de pago.
“La mora institucional aumentó en virtud de la crisis económica internacional, pero en el caso del Banco de Costa Rica hemos logrado mantenerla en términos bastante manejables”, comentó Mario Rivera, gerente general.
Por su parte, el crédito se mantuvo casi inmóvil.
Parte se debió al decaimiento de la actividad empresarial y al endurecimiento de los requisitos para acceder a nuevos recursos, a pesar de que las tasas de interés fueron bajas y estables.
En 2010 muchas empresas pospusieron sus proyectos de inversión o debieron hacer frente a préstamos antiguos.
Dicho comportamiento se explica en la apreciación del colón, pues disminuye el saldo en dólares. Por lo tanto se da un efecto de “achicamiento” de la cartera por el solo hecho del movimiento del tipo de cambio”, comentó Bernardo Alfaro, subgerente general de Riesgo y Finanzas del Banco Nacional.
También la oferta crediticia de la mayoría de las entidades fue un tanto baja, debido a que la banca extranjera colocó menos recursos en el sistema bancario nacional como una medida de cautela.
Y es que el temor generado por la crisis aún prevalece, e indujo a los banqueros a tomar mayores controles.

Gabriela Masís
[email protected]
Ver comentarios