Logo La República

Viernes, 18 de octubre de 2019



NACIONALES


Morosidad amenaza la seguridad social

Gabriela Masis [email protected] | Viernes 24 diciembre, 2010



Hay deudas que tienen más de diez años de acumulación
Morosidad amenaza la seguridad social
Los pacientes enfrentan el deterioro de los ingresos por el pago de la cuota obrero patronal

Mientras unos 260 mil asegurados esperan por una cirugía o por un diagnóstico médico, un grupo de 70 mil patronos adeudan a la seguridad social ¢104 mil millones.
De esa cantidad ¢31 mil millones corresponden al aporte del trabajador y el resto a la cuota patronal y otras deducciones.
Entre ellos hay quienes llevan varios años sin cancelar la obligación social, y las posibilidades de cobro dependerán de la cantidad de años acumulada.
Cerca de 200 empresarios entre grandes y medianos tienen deudas superiores a los ¢100 millones.
Y como consecuencia de la crisis, los pequeños y microempresarios empezaron a engrosar las filas de la morosidad.
La industria inmobiliaria, la manufacturera y la construcción también se sumaron a ese grupo este último año.
En la actualidad un 75% enfrenta procesos judiciales como parte de las gestiones que realiza la Unidad de Cobro de la Gerencia Financiera de la Caja Costarricense de Seguro Social para recuperar lo adeudado.
La recuperación por esa vía es un tanto lenta, de acuerdo con lo manifestado por Manuel Ugarte, gerente financiero de la entidad.
Con el agravante de que la Sala Segunda emitió hace un mes una resolución para condonar las deudas con más de diez años.
Sin embargo, para evitar que los patronos morosos se beneficien con la prescripción de las deudas, un proyecto fue presentado a la Asamblea Legislativa.
La iniciativa presentada por José María Villalta, del Frente Amplio, pretende reformar la Ley orgánica de la Caja a fin de fortalecerla y dar sustento a las gestiones de reembolso.
Antes de acudir a las acciones legales, la dirección de cobro agota otros mecanismos como hacer llamadas telefónicas, visitas y cierre de negocios.
Esas acciones permitieron recuperar unos ¢67 mil millones correspondientes a cobros acumulados por varios meses.
Otro factor que incide en las finanzas es la evasión que se da cuando el patrono no reporta a sus colaboradores. De enero a octubre se logró incorporar a 24 mil trabajadores de un total de 257 mil no reportados.
Algunas veces la evasión se produce con el consentimiento del trabajador, que solicita que no se le reporte o que se pague la mitad de la cuota, comentó Luis Diego Calderón, director de cobro de la Caja.

Gabriela Masís
[email protected]





© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.