Morgan Stanley considera cambiar sede europea en caso de Brexit
El llamado Brexit le costaría un número importante de posiciones financieras al Reino Unido, ya que temas como el clearing del euro se mudarían al continente Shutterstock/La República
Enviar

 Un voto británico a favor de dejar la Unión Europea (UE) sería el acontecimiento geopolítico más significativo desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y podría llevar a Morgan Stanley a cambiar su sede central europea desde Londres a Dublín o Frankfurt, dijo su presidente Colm Kelleher.
“Sería el acontecimiento de la posguerra con más consecuencias que hayamos visto”, dijo Kelleher este miércoles en una entrevista en Bloomberg Televisión con Erik Schatzker. “Inicialmente, las repercusiones pueden ser controladas, pero las ramificaciones políticas son realmente muy profundas”.


Los mercados financieros han estado nerviosos en la inminencia del referéndum de este jueves sobre la pertenencia del Reino Unido a la UE. Las últimas encuestas muestran que el resultado será demasiado apretado como para hacer pronósticos, pero este martes las casas de apuestas pusieron la probabilidad del voto para dejar la UE en aproximadamente un 26%. La incertidumbre se produce en momentos en que los inversionistas se encuentran frente a continuas señales de que el crecimiento global se está estancando.
“Esperamos que los votantes británicos sean sensatos y escuchen los argumentos económicos y se queden”, dijo Kelleher. “Pero claramente estamos revisando nuestras opciones”, agregó, añadiendo que la compañía, basada en Nueva York, considerará mudar de Londres su sede central europea.
Kelleher, de 59 años, preside el banco de inversiones y la división de trading de la compañía desde el 2013 y tiene a su cargo también la correduría de bolsa desde enero, cuando fue ascendido a presidente. Ha trabajado en Morgan Stanley o compañías antecesoras por más de 25 años.
El llamado Brexit le costaría un número importante de posiciones financieras al Reino Unido, ya que temas como el clearing del euro se mudarían al continente, dijo, añadiendo que a largo plazo habría problemas relacionados con las visas y el movimiento de trabajo.
“Londres no puede sufrir un voto a favor del Brexit y la razón de esto es histórica”, dijo Kelleher. “A Londres le ha ido bien gracias a que es parte de la Unión Europea. Su mercado, bolsas de valores, compensaciones, todo está basado en Londres”.
Incluso si el Reino Unido opta por quedarse, los mercados probablemente no subirán significativamente, ni volverán a mayores volúmenes de trading, como consecuencia de las tasas de interés y crecimiento bajos por un tiempo prolongado. Al preguntarle si la elección de Estados Unidos también afectada el mercado, Kelleher se refirió al petróleo y China como razones para la indecisión de los inversionistas.

 


Ver comentarios