Logo La República

Jueves, 17 de octubre de 2019



NACIONALES


Pérdidas por extracción ilegal ascienden a $400 millones, según diputados de Liberación

Minería a cielo abierto reviviría por abandono del Gobierno

Permitir actividad sería un retroceso ambiental, según detractores

Jeffry Garza [email protected] | Viernes 20 septiembre, 2019

Diputado Jorge Fonseca y Eduardo Araya
Volver a la minería es algo que discuten los diputados y grupos ambientalistas. Elaboración propia/La República


El abandono del Gobierno en el yacimiento orero de Crucitas, en Cutris de San Carlos, señalado por los mismos pobladores, y ahora por los diputados de Liberación Nacional (PLN), ha provocado que se ponga sobre la mesa nuevamente la regulación de la minería a cielo abierto.

Es a través de un proyecto de ley propuesto por los legisladores María José Corrales y Jorge Luis Fonseca, del PLN, que podría reactivarse dicha actividad, cuya moratoria rige desde 2010, luego de que reviviera por un decreto presidencial del exmandatario Óscar Arias.

La iniciativa busca la reactivación económica de una zona reprimida por el desempleo, y que reclama estar perdiendo riqueza a manos de los coligalleros, que utilizan mercurio para extraer oro de los yacimientos.

El proyecto plantea tres tipos de minería que se desarrollarían en el país con un marco regulatorio: pequeña, mediana y artesanal.

Lea más: Diputados liberacionistas proponen reactivar minería

Los permisos de explotación serían otorgados por la Secretaria Técnica Nacional Ambiental; además, los mineros deberán cumplir con los requisitos que establece la Dirección de Geología y Minas del Ministerio de Ambiente y Energía.

La iniciativa establece un impuesto que consiste en un canon anual que la empresa necesita cancelar por hectárea concesionada; lo recaudado irá a distintas dependencias del Gobierno.

Los diputados estiman en $400 millones las pérdidas económicas por el saqueo ilegal de oro que hay en la zona.

Por otra parte, reactivar la minería tendría consecuencias ambientales graves, consideró Edgardo Araya, abogado ambientalista y, precisamente, propulsor de la moratoria que hoy rige para esta actividad.

Araya comparte el abandono gubernamental, pero sí reconoce que el Ejecutivo ha visitado la zona, retomado el control a través de la Fuerza Pública y golpeado a la minería ilegal.

Lea más: Edgardo Araya: “Una ley no va a parar a los coligalleros”

El problema, sin embargo, es la ausencia de soluciones integrales que atiendan las preocupaciones de los pobladores con alternativas como un centro de estudios y que el Gobierno adquiera los terrenos del yacimiento mineral y los administre para otros fines.

Los diputados presentaron a inicios de este año otro proyecto de ley para regular la minería artesanal en Abangares, Guanacaste, zona donde la actividad genera unos 800 empleos directos a través de cooperativas.


MINERÍA DEBATIDA


La minería a cielo abierto vuelve a estar en la palestra política por un proyecto de ley.

Jorge Luis Fonseca

Diputado
PLN


Hay una problemática social que implica migración ilegal, transmisión de enfermedades, prostitución y robo de las riquezas naturales de nuestro país que debemos atender urgentemente.
Si se compara Crucitas con Abangares, donde la explotación es más regulada, me convenzo de que necesitamos un proyecto de ley que le permita a esas comunidades generar un poco de riqueza.

No

Edgardo Araya

Abogado ambientalista
Independiente


Es un retroceso como país. Precisamente fue una presidenta liberacionista la que quedó en la historia como la que frenó la minería metálica a cielo abierto, resguardando la tradición histórica de Costa Rica como protectora del ambiente.
Se debe garantizar la calidad de vida de estos poblados sin comprometer el futuro de las nuevas generaciones; no podemos volver a un modelo de desarrollo que sacrifica el bienestar ambiental para obtener empleo y riqueza.


NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.