Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



CAMINO ELECCIONES


Millonaria planilla trata de hacer presidente a Antonio Álvarez

Esteban Arrieta [email protected] | Martes 02 enero, 2018



Una millonaria planilla compuesta por administrativos y personal de apoyo, estrategas, comunicadores, publicistas y politólogos, entre otros, trata de llevar al verdiblanco Antonio Álvarez a la Presidencia de la República.

Entre julio y noviembre, los liberacionistas han desembolsado ¢827 millones en el pago de sueldos, seguro social, honorarios profesionales, extremos laborales y hasta aguinaldo de sus colaboradores, de acuerdo con el último informe de estado financiero del Partido Liberación Nacional, presentado ante el Tribunal Supremo de Elecciones.

Esto implica que en promedio, Álvarez desembolsó ¢165 millones al mes, cifra muy por encima a la de sus rivales.

Sin embargo, esto no quiere decir que el dinero invertido provenga del bolsillo del candidato presidencial, ya que dicho gasto se considera parte de la deuda política, la cual es la contribución que hace el Estado a los partidos para que cancelen las deudas de campaña, tras la finalización del proceso electoral.

Lea más: Carlos Alvarado busca desesperadamente a Ottón Solís



No obstante, la fiesta electoral es pagadera en última instancia por los contribuyentes.

En estos momentos, el PLN paga su planilla gracias a un fideicomiso firmado con el BCT por ¢4.500 millones, el cual se va otorgando en tractos al partido verdiblanco conforme avanza la campaña y se mida el lugar que ocupe Antonio en las encuestas.

Se trató de obtener una opinión del candidato verdiblanco, pero a través de su encargada de prensa, se informó que no se brindaría una respuesta hasta año nuevo, a pesar de que las consultas se enviaron el 20 de diciembre.

Mientras tanto, los ¢827 millones que ha gastado Álvarez triplican o cuadruplican el gasto del PUSC y del PAC para el periodo de julio a noviembre.

Los socialcristianos tienen un gasto mensual de ¢12 millones si se toma en consideración solo salarios y cargas sociales, y su equipo es de 31 personas.

En ese sentido, el grueso del gasto en planilla —ya sean fijos o temporales— se lo llevan los honorarios profesionales con un acumulado de ¢132 millones.

“En estos momentos, hay unas 31 personas trabajando para el partido, mientras que tenemos casi mil voluntarios en el país. Esto deja claro que hemos apostado por ello. Se trabaja por lo que se cree poniendo cariño y corazón en lo que se hace. El monto no es alto como se puede ver”, dijo Patricia Vega, directora ejecutiva de la campaña del PUSC.

En el caso del PAC, Felly Salas, jefa de despacho de Carlos Alvarado, aseveró a LA REPÚBLICA —por escrito— que en estos momentos el candidato solo tiene un equipo de apoyo de tres personas en planilla, por lo que el gasto mensual en salarios es de apenas ¢2,5 millones, mientras que para el periodo es de ¢7,4 millones.

Sin embargo, los estados financieros presentados ante el Tribunal Supremo de Elecciones y revisados por este diario con personeros del despacho de financiamiento de partidos políticos, estiman gastos por ¢72 millones en sueldos de personal y si se suman honorarios profesionales, las cargas sociales, los extremos laborales, las horas extra y el pago de aguinaldo, entre otros, la cifra aumenta a más de ¢145 millones entre julio y noviembre en total.

“El PAC siempre se ha comprometido con llevar una campaña austera y esta ocasión no ha sido la excepción. También se ha caracterizado por la acción ciudadana, que moviliza a cientos de personas, no son remuneradas, sino con mística por el compromiso que tienen con el partido y el desarrollo justo del país. Se ha conformado un equipo de voluntariado integrado por varios centenares de personas, de todo el territorio nacional, cuyo trabajo se intensifica en las últimas semanas previas a la elección”, agregó Salas.

Lea más: Opol Consultores señala empate técnico entre Álvarez y Castro



Por otra parte, si se compara el gasto del PLN con el PIN que lidera Juan Diego Castro, salta a la vista que Liberación Nacional ha gastado 14 veces más en salarios y otros extremos laborales entre julio y noviembre que su rival.

LA REPÚBLICA trató de obtener una opinión del candidato Castro, pero su encargado de prensa señaló que no se iba a referir a este tema.

La millonaria inversión en planilla, aunada a las virtudes del candidato, le han permitido al verdiblanco liderar las encuestas en cuanto a la intención de voto.

Si las elecciones nacionales fueran este fin de semana, probablemente Álvarez y Castro lograrían la mayor cantidad de votos, pero sin alcanzar el 40% de los sufragios válidos en una primera ronda, de acuerdo con la última encuesta de la empresa Opol Consultores.

De esta forma, sería necesario que los dos aspirantes se enfrenten en un desempate electoral, a realizarse el primer domingo de abril —que coincide casualmente con el fin de la Semana Santa—.

En estos momentos, el verdiblanco obtendría más votos en San José, Alajuela, Puntarenas, Guanacaste y Limón, mientras que su adversario Castro tendría más seguidores en Heredia y Cartago.

La posible derrota en Cartago sería un duro golpe para los verdiblancos, ya que la Vieja Metrópoli ha sido un bastión histórico del PLN. En estos momentos, el 36,4% de los electores votaría por Castro, frente a un 18,8% para Álvarez. El desencanto de la GAM con Liberación Nacional no es algo nuevo, ya que en 2014 y 2006 perdió todas las provincias del Valle Central frente al PAC.


NOTAS RELACIONADAS


Corrupción se posiciona como principal problema del país

Jueves 21 septiembre, 2017

Juan Diego Castro aprovecha momento y es el candidato con mejor imagen

¿Cómo hace sus encuestas Opol Consultores y por qué acierta?

Miércoles 12 julio, 2017

Hasta hace poco el nombre de Opol Consultores era poco conocido en el ambiente político...